• JULIUX

Un mes con PS5: mi experiencia.



Ha pasado más de un mes desde el lanzamiento de la nueva consola de Sony, la PlayStation 5; un mes lleno de caos para todas aquellas personas que han intentado hacerse con una tras la primera remesa el día del lanzamiento oficial, el cual, recordemos, en España y gran parte de Europa ha sido una semana después que en el resto del mundo, el 19 de Noviembre.


Este caos se nos ha presentado en forma de procesos de reservas imposibles de realizar, de webs saturadas, de otras tantas revendiendo las consolas más caras, así como muchos especuladores más, y una larga lista de situaciones que, en el año 2020, deberían ser prácticamente inexistentes. De todo ello nos hablaba nuestra compañera LELE en su último post, mostrando su más que evidente y justificado descontento con la situación actual; pues si bien es cierto que se ha armado mucho revuelo en lo que a obtener una PS5 respecta, es algo que se da con cualquier tipo de hardware que sale nuevo al mercado. Sin ir más lejos, este mismo año, es algo que ha sucedido con los nuevos modelos de tarjetas gráficas de NVIDIA, las cuales han costado sudor conseguir a muchos usuarios y que, también, han sido revendidas por un precio superior al original por aquellas personas que consiguieron hacerse con varias de ellas. Es comprensible que, dado el año en el que estamos y los problemas a nivel mundial que han surgido en el mismo, se limite el stock de ciertos productos y por ello sea necesario realizar más de una remesa para venderlos, al igual que pueden surgir problemas de transporte o de logística, pero de ahí a que aún muchas empresas o cadenas de comercios considerablemente grandes, por no decir todas, cuenten con webs que se saturen y queden inutilizadas a la que más usuarios de los habituales las visiten… Pues qué deciros, eso no tiene justificación alguna. Sí, gran parte de la saturación es causada por bots en muchos casos, pero no en todos. Es algo vergonzoso que, a día de hoy, aún pasen estas cosas.



En resumen: poco stock, varias remesas, malas webs, muchas reventasuna odisea para cualquier persona predispuesta a hacerse con una de las nuevas PlayStation que propone un reto mayor que, probablemente, cualquier juego que esté por venir en esta generación. Pero no vengo hoy a hablaros de todos estos problemas que, como ya he dicho antes, trató mi compañera LELE en su último post. Mi opinión del tema creo que ha quedado clara, pero es, básicamente, que hay que saber comprender los problemas de producción y distribución que son causados por la situación actual y saber separar dichos problemas tanto, primero, de la ineptitud de las cadenas y comercios a la hora de gestionar sus webs y sus ventas a través de las mismas como, segundo, de la mala actuación por parte de aquellas personas (o comercios, también) que se han dedicado a comprar de forma masiva todas las consolas posibles para después revenderlas a un precio mayor, aumentando así la especulación. Estas últimas actuaciones no tienen perdón y son tan vergonzosas como lamentables, y es por culpa de ellas que muchas personas no pueden disfrutar aún de la consola o que lo hacen habiendo pagado un precio mayor del original. En cualquier caso, hoy os vengo a hablar de mi experiencia personal con ella, pues yo SÍ pude hacerme con una PS5 el día de lanzamiento original, es decir, en la primera reserva.



Comenzaré diciendo que he sido muy afortunado, por el simple hecho de que no he tenido ningún problema para hacerme con ella. Yo llevo siguiendo toda noticia relacionada a la consola desde que se anunció que estaba en desarrollo, es decir, más de un año. He seguido todo State of Play en directo y no me he perdido nada, por lo que estaba al día de todo. El día que se anunció el precio de sus dos modelos fue el mismo en el que se abrieron las reservas por la noche, pero no sería hasta el día siguiente cuando yo la reservaría. Primeramente, no pasé por los problemas que supusieron efectuar una reserva con total normalidad, como debería ser siempre, a aquellas personas que sí la reservaron en cuanto se abrieron, pues cuando yo lo hice ya habían pasado más de 12h de ello y ya había desaparecido la saturación de las páginas. Respecto a las unidades, no se agotaron las reservas, como sí ha pasado en las posteriores remesas, porque en aquel entonces no se había anunciado aún que iban a ser, precisamente, limitadas. Es decir, la misma razón por la que yo tuve suerte es aquella por la que las personas que quieren hacerse con una a día de hoy no la está teniendo; al no saber que iban a ser unidades limitadas, no se dio la fiebre que existe actualmente por la consola y ni de lejos la especulación que hay ahora, mientras que aquellas personas que hoy tratan de hacerse con una no lo hicieron en su día porque, simplemente, no hay razón para tener prisa sin limitación de unidades. Pero bueno, tampoco podían saberlo. Yo reservé la consola sin problemas, sin prisa alguna por hacerlo de los primeros, y la puse para recoger en tienda. Desde entonces, hasta el día que salió y fui a por ella, ni un solo problema como mensajes extraños o modificaciones en los datos de mi reserva. Todo correcto y natural, como debería ser siempre.


Fui a la tienda, recogí mi consola a primera hora de la mañana (cuando abrieron, vaya), y me la llevé con un mando extra. Ni un solo problema en el embalaje, como sé que sí han tenido otros usuarios. Lo primero que diré de ella es que es totalmente silenciosa. Si esto es algo que te preocupaba, puedes estar tranquilo/a. No hace ningún tipo de ruido ni sonido, a excepción del lector de discos cuando introduces uno y lo lee, pero enseguida deja de hacerlo también y vuelve a su permanente estado de silencio absoluto. Evidentemente, si pegas el oído y prácticamente la cabeza entera a la consola vas a escuchar el ventilador, pero dudo que alguien juegue así. Tampoco tiene ningún problema de sobrecalentamiento, pero aquí haré un inciso para decir que si no se quiere tener es recomendable seguir el consejo que ha dado Sony para no encontrarse este tipo de problemas, que es únicamente tener en cuenta que la consola debe tener un mínimo de 10cm entre su parte trasera, que es por donde expulsa todo el aire caliente, y la pared. Por lo demás, no importa si la tienes en horizontal o en vertical, aunque otra cosa que debemos recordar es que la consola cuenta con un compartimento para almacenar el polvo que ha ido recogiendo desde el cual se puede retirar el mismo con un aspirador, aunque para acceder a dicho compartimento es necesario retirar la carcasa de esta. Esto es importante porque aún están por ver los efectos a largo plazo de no limpiar periódicamente el polvo acumulado en dicho compartimento, ya que el sistema de ventilación y refrigeración debe recibir un buen mantenimiento para funcionar a la perfección, pero no seré yo quien los compruebe. Dicho esto, la PS5 no os va a dar ningún problema de sobrecalentamiento jamás si la tenéis bien cuidada y seguís las recomendaciones, como se debe hacer con cualquier dispositivo de este tipo. Luego llegarán los que la tengan en vertical sin la base (pues esta es necesaria para que elevar la consola y que esta recoja aire por debajo), pegada a la pared y sin limpiarla nunca a decir que se sobrecalienta porque no ventila bien. Esperad y veréis.



Habiendo aclarado que los dos principales problemas que se presentaban en PS4 en lo que a hardware respecta, el ruido y el sobrecalentamiento, han desaparecido totalmente en esta nueva PlayStation y han quedado, esperemos definitivamente, solucionados… Vayamos a lo importante: los juegos. Seré directo, si quieres comprarte una PS5 para jugar a juegos de PS5, no lo hagas. O al menos, no aún. Principalmente porque hay pocos títulos de la propia consola a día de hoy, pero irán llegando en el futuro y, para entonces, probablemente puedas encontrar packs de esta con dichos juegos y ahorrarás con ello. Si eres de los míos y no solo quieres jugar a juegos de PS5, sino también a títulos de PS4 (que, recordemos, absolutamente todos los títulos de PS4 son totalmente retrocompatibles en PS5, a excepción de una lista de 10 que personalmente ni conozco) y, además, a títulos de PS4 que funcionan como juegos de PS5… Ni lo dudes. Pues esto último es lo mejor de la consola, ya que hay juegos de PS4 como Horizon Zero Dawn o God of War, entre muchísimos otros títulos, que reciben una actualización en PS5 para funcionar a 60fps o, si lo prefieres, al rendimiento habitual a 30fps pero con un modo de resolución que no deja indiferente a nadie. Dicho d eotro modo, te dejan escoger cómo quieres jugar al igual que lo hacen los juegos de PS5. Es algo magnífico. De hecho, a menos que un juego cuente con un bloqueo propio de fps en consola (como Skyrim, sin ir más lejos), todos los que lo permitan, al no tener dicho bloqueo, subirán su tasa de fotogramas por segundo en la nueva consola de Sony a 60 de forma prácticamente automática, sin pasar por menús ni ajustes de ningún tipo. Los que reciben actualización lo hacen mas por la mejora gráfica que por la mejora en rendimiento, que es casi automática. Mi experiencia en este caso ha sido con el Call of Duty Advanced Warfare, de 2014. En él descubrí que, aunque mantiene la resolución habitual, el juego funcionaba a 60fps de manera totalmente natural. Igual con el Black Ops 3 o con cualquier otro CoD que, yo al menos, haya probado. De hecho, el CoD Cold War, es posible correrlo a 120fps en PS5.



CONCLUSIÓN


Yo, bajo mi experiencia personal, estoy encantado con la consola. Esta vez SÍ se nota un salto generacional considerable en el mundo de las consolas que, en casos como en el de los fps, era necesario. Lo más destacable es el mando, que de él no he dicho nada porque quiero dedicarle otro post a hablar del mismo y de sus funciones, así como del provecho que se les pueden sacar (o no), pero lo que es la PlayStation 5 no se queda atrás. Puedes jugar a cualquier juego de la pasada generación, en la mayoría de casos con un mejor rendimiento y en otros tantos con mejoras mediante actualización para la propia PS5, además de que los juegos propios de esta se ven espectaculares. Y no hablemos de los tiempos de carga, que son prácticamente inexistentes. Se los come, o son tan breves que no te van a estropear la experiencia de juego, igual que ya no lo va a hacer nunca más un fuerte ruido o un sobrecalentamiento que pueda llegar a dañar tu dispositivo. Ahora depende de cada persona decidir si quiera subirse al carro desde el principio y experimentar la generación al completo, con lo bueno y lo malo, o prefiere esperar a comprar todo más barato y con menos problemas que, como todo, puedes encontrarte o no, pero así desde luego hay menos probabilidades. Yo he tenido suerte tanto a nivel hardware como a nivel software, porque no me ha crasheado ni me ha hecho nada raro por el momento. Pero eh, si me hubiera pasado lo asumo, comprar una consola de salida es lo que tiene, lo haces siendo consciente de todas las consecuencias que ello pueda tener. Pero es por esa probabilidad de encontrase problemas, sumada a la dificultad de hacerse con una consola, a su precio (que no me parece elevado para lo que es, pero entiendo que puede no ser asequible) y a la falta de juegos de la misma, que entiendo que para muchas personas no sea momento de hacerse con una. Es más, yo repito que recomiendo a esas personas no hacerlo. Al final cada cual debe mirar por su situación, por sus gustos e intereses. Si quieres esperar a que hayan pasado un par de años para hacerte con la consola sin ningún tipo de problemas, más barata y con más juegos… Amigo, vas a salir ganando, no te quepa duda.


Eso ha sido todo, espero haberos ayudado a decidir qué hacer en caso de que estuvierais pensando en haceros con una PS5 o que os haya podido resolver alguna duda en caso de que la tuvierais. ¡Hasta la próxima!

57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo