Blue Lock, el battle royale de fútbol (recomendación).



Hoy vengo con una recomendación de las buenas, tanto si os gusta el futbol como si no, si sois fans del manga os encantará. Me estoy refiriendo a Blue Lock, un manga del género spokon ilustrado por Yusuke Nomura y escrito por Muneyuki Kaneshiro. Es serializado en la Weekly Shōnen Magazine desde el 1 de agosto de 2018, y a día de hoy sigue en publicación con unos 15 volúmenes.


La historia nos lleva a un Japón post-Mundial 2018. La selección japonesa no ha obtenido un resultado bueno en el torneo, por tanto, la Asociación Japonesa de Fútbol empieza a plantear soluciones para que Japón pueda mejorar en este deporte. Aparece entonces el excéntrico Jinpachi Ego con la propuesta “Blue Lock”, que consiste en una especie de prisión en la que se enviarán a 300 jóvenes delanteros para someterlos a un duro entrenamiento. El objetivo es incrementar así su ego y crear al mejor delantero del país. La historia comienza cuando Isagi Yoichi, nuestro protagonista, recibe una invitación para ingresar a Blue Lock.


¿Por qué recomiendo este manga? La pregunta es sencilla. Lo tiene todo: un dibujo increíble, personajes carismáticos y una historia más que decente. La idea de meter a 300 delanteros en un mismo sitio y que unos vayan pasando de prueba y otros eliminándose, al estilo “batlle royale”, es algo que no se suele ver en este tipo de mangas sobre fútbol. Además, me parece que está muy bien llevado, porque al ir cambiando las pruebas, los partidos no tienen por qué ser encuentros de 11 vs 11 jugadores, como en un partido normal; y te acuerdas de cada personaje, hasta de los menos importantes, ya que el diseño y la personalidad de cada uno es uno de los grandes aciertos del manga. Cada personaje tiene un estilo y diseño propio, lo que hace que se te queden en la memoria con mayor facilidad.



Por otro lado, el dibujo es la principal característica del manga. Un estilo muy propio y detallado que hasta en los paneles menos importantes se nota el esfuerzo que el dibujante ha puesto. Se nota que Yusuke Nomura tiene talento y lo demuestra claramente, porque para dibujar así de bien, a parte de esfuerzo, también yo creo que hay que tener algo de talento.

La historia no es de las mejores que he visto (al menos por lo que llevo leído), pero la verdad es que atrapa casi desde el principio, y como shonen yo creo que está muy bien. Genera esa sensación de enganche que sentí también con el manga de Kingdom, de querer leer inmediatamente el siguiente capítulo. Además, para los que ya lo hayan leído o vayan a empezar, hay que decir también que el manga tendrá una adaptación animada el año que viene. Aquí os dejo el tráiler:



89 visualizaciones0 comentarios