• JULIUX

Apoyemos a la comunidad de Xbox.

Dentro de las distintas comunidades de jugadores, todos hemos escuchado alguna vez aquello de “en Xbox/Microsoft miran por los jugadores”. Si bien hay razones para pensar que esto es cierto, tales como unos servicios con una calidad notablemente superior a la que podemos encontrar en aquellos similares de otras compañías, también es cierto y muy sabido que la comunidad de Xbox, más recientemente, está recibiendo un golpe tras otro por parte de la compañía.



En los últimos meses, tanto miembros de la propia comunidad como aquellos pertenecientes a otras (PlayStation, Nintendo, PC), así como medios de comunicación y actualidad especializados en videojuegos, se han ido haciendo eco del sentimiento de engaño por parte de los jugadores de Xbox frente a diferentes declaraciones por parte del actual ejecutivo de la compañía, Phil Spencer. A pesar de que este ha salido en alguna ocasión a desmentir o explicar todo lo que se estaba comentando en su debido momento sobre él o algo que hubiera dicho, así como de situaciones que hubiera creado, ha sido en las últimas semanas cuando hemos podido apreciar una mayor e innegable dejadez por parte de la compañía hacia los jugadores de Xbox, rozando la falta de respeto hacia los mismos. A continuación, los hechos más recientes:



1) De cara a la nueva generación de consolas, con el lanzamiento de la nueva Xbox Series X, se había presentado desde un principio el nuevo título de la conocida franquicia exclusiva de Microsoft, Halo Infinite, como el gran lanzamiento junto a dicha consola; el principal reclamo. Tras el Xbox Game Showcase, Internet explotó con críticas, comentarios y, sobre todo, memes hacia el juego por una notable deficiencia gráfica a pesar de estar siendo anunciado en un evento de cara a la nueva generación. Tras esto, conocimos que las imágenes mostradas se debían a que el título se encontraba aún en desarrollo, es decir, no estaba completamente terminado ni mucho menos pulido.



Sin embargo, indiferentemente de que ello justificase el mostrar un juego en dicho estado de cara a la nueva generación o no, la verdadera polémica llegó unos días más tarde, el 11 de agosto, cuando 343 Industries, estudio responsable del juego, anunció en un comunicado oficial que el título sería retrasado hasta 2021, pues diferentes factores afectaron, dificultaron y, por ende, ralentizaron su desarrollo, tales como el COVID-19, haciendo imposible su salida a la par que la nueva consola de Xbox. Aquí el tweet del comunicado: CLICK PARA VER


Si bien es una decisión inteligente por parte del estudio retrasar el título con tal de poder ofrecer la mejor experiencia posible a sus jugadores, estos mostraron su indignación en las redes, no pagándola con el estudio pues su situación es comprensible, sino hacia Xbox por haber anunciado con tanta firmeza el juego como el principal reclamo de su nueva generación, reiterándolo en varias ocasiones aún siendo conscientes de la situación en la que se encontraba el título, el estudio y, por supuesto, el mundo entero.


2) Más recientemente, el 19 de agosto, hemos sabido que Ubisoft dejará de incluir una copia física de sus juegos en las ediciones coleccionistas de los mismos para, únicamente, las consolas de Xbox. Esta noticia ha pillado por sorpresa a muchos jugadores, tanto de la comunidad de Xbox como de otras consolas, pero especialmente a aquellos que tenían reservada alguna edición coleccionista de un juego afectado y que han descubierto, de mala manera, que lo que tendrán será una copia digital de los mismos.



3) Un día antes de la noticia comentada anteriormente, el 18 de agosto, salió el tan esperado simulador de vuelo Flight Simulator 2020 en PC Windows. Este título fue anunciado en el E3 2019 por parte de Microsoft como un juego para PC y Xbox One, pero únicamente ha salido en PC. El estudio encargado del mismo, Asobo Studio, se ha mantenido en silencio respecto a la versión de consola de este, por lo que los jugadores han dado por hecho, sintiéndose una vez más engañados, que no será lanzada.



4) De nuevo con respecto a Halo Infinite, se ha sabido por medio de un informante verificado que este podría retrasarse hasta 2022 por, de nuevo, problemas en su desarrollo. Lo peor sería, a espera de que ambas cosas se confirmasen, que no tendría versión de Xbox One. De nuevo, el tweet de la fuente: CLICK PARA VER


5) Por último, aunque no por ello menos importante, ayer supimos que el logo “Optimizado para Xbox Series X” que anunció Microsoft desde un principio para aquellos juegos, como bien dice el logo, optimizados para su consola de nueva generación, desaparecerá. Esto ha sido conocido gracias a este usuario de Reddit (CLICK PARA VER), que ha mostrado la portada de Madden 21 sin dicho logo.



Alguna de las cosas anteriormente expuestas pueden parecer de menor importancia que otras, e incluso llegar a parecer irrelevantes, pero lo cierto es que, en mayor o menor medida, han afectado a una importante cantidad de usuarios y, lo que es más importante, ha causado en ellos un sentimiento de engaño.


Xbox puede no ser la encargada del desarrollo de sus juegos, pero ha sido la que ha estado vendiendo Halo Infinite como reclamo asegurando una vez tras otra que estaría disponible junto a la consola en su lanzamiento; puedes preferir jugar en físico o en digital, pero es una realidad que la desaparición del formato físico afecta a un gran número de jugadores, especialmente a los coleccionistas, y que con ello nos arrebatan a todos algo tan simple y legítimo como es la posibilidad de decidir cómo y dónde queremos jugar; puede no haberte afectado el “no lanzamiento” del Flight Simulator en Xbox One, pero mañana puede pasarte lo mismo con un título que sí estuvieras esperando con ganas; puede darte completamente igual que un logo aparezca o no en las carátulas de los juegos, pero era una forma de mostrarnos la garantía de calidad de los mismos.


En esta página hemos hablado alguna vez de la "guerra de consolas"; una que muchos jugadores optan por limitarse a debatir sobre ella mientras que otros se la toman como algo personal. Es de este segundo tipo del que se alimentan y del que aparecen las principales figuras que incentivan y predican la toxicidad entre las diferentes comunidades de jugadores que hay. Por culpa de esas figuras, dichas comunidades están cada vez más distantes y, tristemente, enfrentadas, lo cual desemboca en un preocupante desinterés hacia los problemas ajenos, sin embargo… ese es un gran error.



Todas aquellas personas que se ríen de los usuarios de Xbox, incluso llegando a hacerlo de jugadores totalmente sanos y apasionados, comenten un grave error. No son otros sino, precisamente, esos usuarios los que han resultado víctimas de las diferentes decepciones por parte de su compañía y, especialmente, víctimas de aquellas figuras que incitan a la toxicidad con el argumento de un supuesto soporte hacia la comunidad que, realmente, están perjudicando. Hay que aprender a desvincular a toda esa parte tóxica, a aquellos que predican e imparten odio, de la parte sana; de la gente que realmente disfruta jugando y que más se ha visto afectada.


Si algo tenemos todos en común es que nos gustan los videojuegos; no importa si juegas en PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One, PC, Nokia… todos somos jugadores. Algunos prefieren los juegos digitales, otros el formato físico; algunos compran las ediciones normales, otros las coleccionistas; algunos se ven afectados, mientras que otros no… por el momento. Nunca sabemos cuando aquello de lo que nos reímos por culpa, una vez más, de esas figuras que generan toxicidad, puede volverse en nuestra contra o, directamente, pasarnos a nosotros.

Los jugadores de Xbox y su comunidad están pasando por un mal momento; tienen una compañía responsable que les está trayendo más decepciones que alegrías, y además una serie de elementos que no dejan de perjudicarles por las redes sociales. Es momento de que les apoyemos; de que nos apoyemos entre todos. Por tanto, finalizaré este post diciendo lo siguiente:


Está a nuestra mano, independientemente de a qué comunidad pertenezcamos, el mostrar nuestro desacuerdo y rechazo hacia este tipo de situaciones. Si permitimos que se normalicen cosas como que las compañías nos mientan o que nos quiten la posibilidad de elegir cómo queremos comprar un juego, aunque ahora no nos afecte a nosotros, mañana sí lo hará. Mañana serán los usuarios de PlayStation o de Nintendo los que se quedarán sin sus formatos físicos en las ediciones coleccionistas, o los jugadores de PS4 los que no podrán probar un juego a pesar de estar anunciado para dicha consola porque finalmente únicamente saldrá en PS5. Somos nosotros, los jugadores, los que pagamos por jugar, los que tenemos la obligación de decir basta; de luchar por nosotros, por nuestras pasiones y por las de nuestros compañeros.


¡JUGADORES, UNÍOS!

58 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo