Vinland Saga, capítulos 1-6 (crítica y análisis con spoilers).



Señoras y señores, estamos ante uno de los estrenos de anime más punteros de esta temporada de verano. Sangre, acción, peleas, aventuras... en efecto, me estoy refiriendo a Vinland Saga o, como algunos se han aventurado a llamar, el “Berserk de vikingos”. Esta historia pertenece al manga homónimo, publicado por primera vez en 2005, que narra e ilustra las peripecias de un joven vikingo islandés llamado Thorfinn. La adaptación de este gran manga la lleva a cabo Wit Studio que, de momento, está yendo bien en los escasos 6 episodios que van emitidos, mejorando incluso aspectos de la obra original a mi parecer. Todo esto lo iré detallando a continuación.


La historia original de Vinland Saga (manga) nos presentaba en un inicio a nuestro protagonista Thorfinn ya de adolescente, mostrándonos de primeras su relación con Askeladd y los demás piratas, para después pasar a contarnos su pasado. En el manga, desde el principio, sabes qué le pasó al padre de Thorfinn y porqué el joven vikingo quiere matar a Askeladd. En cambio, en el anime empiezan mostrando la historia de Thorfinn cuando era niño y vivía con su familia en Islandia. De este modo, el espectador que ve el anime no sabe qué pasará con su padre, ya que los acontecimientos van desde que el prota era niño hasta que es un joven sediento de venganza, sin hacer saltos temporales en ningún momento. Creo que este es un punto a favor del anime, ya que el espectador no sabe lo que va a pasar y muestra de mejor manera la evolución de Thorfinn; desde que es un niño asustado, hasta que pasa a ser un guerrero sin miedo a la muerte. Por otro lado, aunque me ha parecido bien el enfoque que han dado, me hubiera gustado que saliera algo del ataque que realizan a la fortaleza francesa al principio del manga. También puede ser que nos sorprendan y salga más adelante, quién sabe.


En estos seis capítulos encontramos dos puntos clave que nos hacen ver la profundidad de los personajes en esta obra. Los cuatro primeros capítulos se centran en la figura de Thors, el padre de Thorfinn y antiguo guerrero del ejército Jomsviking; En el primer episodio ya te lo presentan como alguien que puede derrotar a cualquier enemigo pero que ya no le encuentra el sentido a las batallas, de modo que decide abandonar el campo de batalla para irse a Islandia y así vivir una vida tranquila, lejos de las guerras y aislado de los demás países vikingos. En solo tres episodios se le coge cariño a este personaje, y esto hace que, en el cuarto, su muerte resulte aún más dolorosa. Desgraciadamente, los buenos de corazón siempre tienen que morir antes. Además, me parece remarcable la personalidad de Thors, ya que se diferencia claramente de la de los demás vikingos; en vez de matar y hacer trampas en duelos, prefiere noquear a sus enemigos, dejándolos con vida. Debido a esta actitud, muere contra Askeladd, al no querer a asesinarle. No obstante, de esta manera, deja a su hijo una enseñanza y una filosofía de vida fundamentada en que nadie tiene enemigos y que nadie necesita matar a nadie. Quién sabe si más adelante nuestro protagonista llegará a rescatar esta forma de vida legada de su padre. Aun así, la muerte de Thors supone un gran cambio para la trama, que a partir del quinto capítulo se va a centrar en la evolución de Thorfinn y en cómo este afronta la muerte de su padre haciéndose más fuerte, para así llevar a cabo su venganza en un futuro. En este quinto episodio y en el inicio del sexto, meten un relleno mostrándote cómo Thorfinn empieza a luchar junto a la banda de Askeladd que, a mi parecer, no está del todo mal, ya que te explican más pausadamente la evolución del protagonista en varios años, eliminando así el cambio brusco que se da en el manga.




La evolución de Thorfinn

En cuanto a la animación, he de decir que es bastante buena. Su combinación de partes en 3D con 2D está bien hecha, destacando las escenas bélicas del primer capítulo o en partes en las que se ve a los vikingos remando en los drakkar. El 3D está bien integrado y apenas tengo reproches de eso. Los planos y secuencias se ven bien, como en las escenas del opening o en las escenas de lucha y movimiento; un ejemplo es la pelea entre Thors y Askeladd. Por otra parte, el soundtrack está acertado y el opening me parece increíble, desde el inicio, que empieza muy sosegado, hasta el final, con esas voces rasgadas. Creo que refleja bastante bien lo que es esta serie. Igualmente, el ending tampoco pasa desapercibido, siendo en este caso más sentimental y pausado, pero que acompaña perfectamente a la serie con esos paisajes fríos de Islandia, las escenas en el mar o la aurora boreal que, sinceramente, hacen que la animación sea más bella.


Hasta el momento, solo decir que este anime va por buen camino y tengo mis esperanzas en que pueda llegar a ser uno de los mejores del año. Espero que Wit Studio aproveche estos 24 capítulos confirmados para el anime, porque ya era hora de que una historia como la de Makoto Yukimura pasara a ser animada después de los 14 años que el manga lleva en publicación. Yo por mi parte me despido y, como dijo el bueno de Thors:


Un verdadero guerrero no necesita espada.



432 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo