Viaje por la Tierra Media 2: Amistades juveniles y guerra.

Actualizado: 15 oct




Hola de nuevo queridos lectores. Tras unas semanas, vuelvo a seguir con esta aventura en la que un amable ístari me ha obligado a embarcarme; tal como Gandalf llamó a Bilbo a salir de su agujero yo vuelvo a hablar de Tolkien en esta segunda parte por la voluntad y la llamada de alguien, por un algo y para algo. En el anterior artículo de esta serie, nos quedamos justo cuando los Tolkien fueron adoptados por Tío Paco y alojados en una casa en Londres, cuando empezaron a acudir a estudiar en la King Edward´s School y, más importante, cuando Edith y John tienen su primer contacto.



Durante el transcurso de su educación en La King Edward´s, J.R.R. siguió ocupado con su afición a la literatura y al anglosajón, desarrollando más sus habilidades como lingüista mientras empezaba a escribir sus primeras historias y poemas; pero esta vez no estaba solo, pues, al término de sus clases, encontraba su refugio en la T.C.B.S. (Tea Club and Barrovian Society). En Barrow´s Store, una tetería, cuatro jóvenes se dedicaban a leer a autores clásicos, beber té como cualquier inglés (a lo repipi, ya sabéis como son) y a escribir y mostrar sus obras entre ellos; surgió la amistad entre Geoffrey Bache Smith, Christopher Wiseman, J.R.R. Tolkien y Robert Gilson en el 1911. Creo que es posible asegurar que, gracias a este grupo de amigos, Tolkien pudo conocer esta faceta del humano y plasmarla perfectamente en La Comunidad del Anillo y la relación entre Legolas y Gimli, entre Meriadoc y Peregrin Tuk, o entre Aragorn y Boromir (la cuál me parece la más bonita y a su vez a la que menos importancia le da la gente, la verdad).


Esta sociedad no se disolvió hasta el año 1914, en el cuál apareció intensamente la Gran Guerra en la vida de estos cuatro amigos. Tolkien fue enviado al Grupo de Fusileros de Lancashire para operar como oficial de comunicaciones en este mismo año, tras casarse con su amada Edith (en el siguiente capítulo de esta serie de post ya le toca salir en todo su esplendor a la pobre); división en la cuál vivió La Batalla de Somme y en donde también escribió y recibió varias epístolas de parte de su mujer y sus amistades. Algunas de las cartas escritas por John fueron recogidas en un recopilatorio llamado "Las Cartas de J.R.R. Tolkien"; de las cuáles recomiendo especialmente la quinta de estas ya que el autor católico habla apenado de la muerte de uno de sus amigos de la T.C.B.S., Rob, en la cuál explica lo parecido que es el concepto de amistad con el de la santidad católica e invita al resto de los componentes de esta sociedad semi-secreta a alcanzar este bello fin y reencontrarse tras morir.



En el 1916, Tolkien volvió a Londres desde el frente al padecer la llamada "fiebre de las trincheras", enfermedad que le dejó inoperativo para el resto de la contienda. Llegó a su residencia contando con dos menos de sus amigos (Rob y Geoffrey), los cuales murieron; y con heridas que le afectaron en la guerra (tales como la que Frodo sufrió en La Sima de los Vientos); pero esto no impidió que su capacidad creativa se frenase y le dio ya cierta forma a varias partes de su Legendarium. Al volver comenzó a escribir "El libro de los cuentos perdidos" (nombre de los primeros volúmenes sobre los cuentos e historias de La Tierra Media), comenzando por "La caída de Gondolin", un triste relato sobre la sumisión hacia el mal de un antiguo reino que logró esconderse de Morgoth y sus huestes durante decenios pero fue encontrado. El autor católico habría perdido a la mitad de los componentes de la T.C.B.S., pero no se desanimó y usó su testimonio de guerra para sumir ese ambiente tan reconocible de Ärda, cosas como el sentido de la amistad y sacrificio de Samsagaz Gamyi (Tolkien explicó que para escribir a este personaje usó la imagen de un compañero de armas que tuvo y le salvó en batalla, como a otros tantos); logrando encontrar algo bueno en estos terribles sucesos y así rendir tributo a su vez a sus amigos caídos y tranquilizar su consciencia.


Y hasta aquí el segundo artículo de esta serie que tengo entre manos; espero que os guste y os haya ayudado, de nuevo, a conocer a uno de los grandes autores del siglo XX y al más importante en el género de fantasía.


15 visualizaciones0 comentarios