• WILLY

The Purge, 2ª parte: la serie (reseña sin spoilers).

Actualizado: 21 feb 2020



Continuando el post anterior, en el que reseñaba la saga cinematográfica aglutinada bajo el nombre The Purge, llegamos la serie, la cual hasta la fecha de este artículo consta de dos temporadas.


La primera temporada (2018) enmarca sus diez capítulos dentro de una purga posterior a las dos primeras películas. Al igual que en los largometrajes, el espectador encontrará varias historias diferentes con sus respectivos personajes. En primer lugar tenemos a Miguel, un exmarine que intenta salvar a su hermana Penélope de una secta cuyos miembros se entregan para ser purgados. Otra trama la protagonizan el matrimonio de Rick y Jenna Betancourt, que en su caso han sido invitados una fiesta de los Nuevos Padres Fundadores (NPF, NFFA en inglés) para hacer negocios y donde se encontrarán a una persona de su pasado. En otro lado tenemos a Jane Barbour, una empresaria que trabaja con su equipo el día de la purga, la cual aprovechará para contratar a una persona para acabar con su jefe. Finalmente tenemos a Joe Owens, personaje que tiene sus propios planes para la purga muy al estilo Leo Barnes en Anarchy. Paralelamente a estas tramas, irán apareciendo sucesivos flashbacks que nos ayudarán a profundizar en los personajes.


En general, esta temporada es como ver una película larga de la franquicia. No aporta prácticamente nada que no se haya visto en los largometrajes. Asistiremos al clásico repertorio de depravación, decadencia humana y violencia gratuita con los clásicos bandos de purgadores y personas que intentan sobrevivir o bien proteger a otros de eventos como la feria de la carne o el reto de Otis. Finalmente y a modo de conclusión, la temporada nos muestra a los protagonistas al año siguiente justo antes de comenzar una nueva purga.



La segunda temporada (2019) introduce unos personajes diferentes a los que hemos visto en la anterior, lo cual me parece un acierto ya que dota de aire fresco a la serie y permite desarrollar nuevas historias sin necesidad de repetir elenco. Total, estamos hablando de una serie que se centra en los eventos de una noche concreta (21 de marzo) y repetir el mismo reparto para ver cómo viven la purga año tras año carece de sentido.


Otro punto positivo es el cambio de la estructura en la serie. Los primeros capítulos tienen lugar durante una purga, para luego dar paso al desarrollo del año hasta finalizar con la siguiente purga anual en los últimos capítulos.


En esta ocasión vamos a contar con cuatro tramas diferentes. Encontraremos por un lado a unos antiguos policías que buscan dar el golpe definitivo para solucionar sus vidas. En segundo lugar tenemos a Marcus Moore y a su familia, que tras sobrevivir a la primera purga (de esta temporada) intentará descubrir quién puso a precio su cabeza. En tercer lugar tendremos a Esme Carmona, funcionaria del gobierno que después de presenciar un suceso en el monitor durante la purga empezará una investigación que la llevará a tirar de un hilo muy largo en contra del gobierno de los NPF. La última trama la protagonizará Ben Gardner, un joven estudiante que queda severamente traumado durante la primera purga y ello definirá su evolución a lo largo de los sucesivos capítulos. Si para bien o para mal, eso lo tendréis que averiguar por vuestra cuenta.



En líneas generales, los argumentos siguen siendo poco innovadores comparándolos con las películas y la temporada anterior. Lo que realmente hace interesante esta segunda temporada es ver el desarrollo del año entre purgas. Ahora sabemos que no todo acaba con el sonido de una bocina, más bien supone el inicio de algo peor para la siguiente purga. Al mismo tiempo los NPF afirman que “todo va bien”, pero amanecer en una ciudad en llamas, con numerosos destrozos materiales, cadáveres, etc., no creo que sea sinónimo de que las cosas van perfectamente. La violencia solo engendra violencia, o eso se suele decir.


Por tanto, al margen de la narrativa, esta temporada permite conocer mejor el mundo que los NPF han creado. Por ejemplo, en el segundo episodio aparece un equipo de limpieza en una mansión que se encarga de sacar los cuerpos y dejar el inmueble impoluto. En otro capítulo podremos ver como se graba el mensaje de inicio de la purga; en otro una campaña de marketing para vender accesorios para la purga (guiño claro a una máscara que aparece en Anarchy) y en otro encontraremos la nueva tradición del día del recuerdo. Una festividad creada para honrar a los que fueron purgados y en la que el contacto de del difunto recibe una caja con diversos obsequios, incluyendo las supuestas cenizas del fallecido. Como curiosidad os diré que el concepto del día del recuerdo ya existe, solo que lo conocemos más comúnmente como el día de los veteranos.


Siguiendo con la reseña, también podremos observar cómo el gobierno hace lo posible para demostrar que la purga es eficaz para el país manipulando los datos de criminalidad o censurando investigaciones que perjudiquen la celebración de la purga. Todo ello acabará desembocando en el germen del movimiento antipurga de Election, conectando de esa manera con las películas. Por si fuera poco, también habrá un cameo de James Sandin (Ethan Hawke), protagonista de la primera película.



A día de hoy todavía no se ha confirmado oficialmente una tercera entrega de la serie, aunque los rumores hablan de que la podríamos ver en la pequeña pantalla en 2021. De hacerse, espero que los guionistas opten por desarrollar nuevas historias al mismo tiempo que siguen desvelando más sobre el funcionamiento de estos Estados Unidos distópicos.


Un saludo y que tengáis una noche segura.

114 visualizaciones1 comentario