• WILLY

Star Wars The High Republic: Una prueba de valor de Justina Ireland (reseña con spoilers).


Corría el mes de marzo de 2021 cuando por fin hizo su debut en nuestras librerías la primera obra de la nueva etapa que Disney está abriendo en Star Wars. He de matizar que primera publicación en castellano, puesto que otras como Light of the Jedi o los cómics SW The High Republic ya llevan vendiéndose en la lengua de Shakespeare varios meses.


A estas alturas, la mayoría de los fans ya saben que The High Republic o la Alta República se ambienta unos 200 años antes del Episodio I. Se trata de una época de auge de la Orden Jedi con personajes y tramas nuevos, pero que al mismo tiempo se intenta hilar con el universo cinematográfico mediante versiones más jóvenes de algunos sonados personajes como pueden ser Yoda u Oppo Rancisis.


No deja de resultar curioso que la primera publicación en castellano de esta etapa sea “Una prueba de valor” y no “La luz de los Jedi”. Aunque ambas se ambientan en el 232 ABY, el orden de lectura recomendado sitúa “La luz de los Jedi” por delante y sin embargo, tendremos que esperar hasta mayo para verlo en nuestro idioma.


Lo considero un error por parte de Planeta Cómic, ya que podía haber respetado el orden de publicación recomendado. Aunque tengo entendido que el orden de lectura no es especialmente importante en este caso, sí que se ha reconocido la posibilidad de hacerse spoilers menores por seguir un orden incorrecto. Como viene siendo frecuente, las publicaciones de esta y otras sagas, llegan a España tarde y en desorden.


En la novela que nos ocupa esta reseña, vamos a seguir las aventuras de la joven Jedi Vernestra Rwoh y Avon Starros, hija de la senadora de la República Ghirra Starros. Junto a ellos aparecerán otros personajes como la droide guardaespaldas J-6, Honesty Weft e Imri Cantaros. La droide y Vernestra están al cargo de la seguridad de Avon, mientras que Honesty es el hijo del embajador dalniano e Imri es el padawan del maestro Douglas Sunvale, asignado a la delegación dalniana.



El argumento es bastante simple y sin sobresaltos, algo habitual en una obra destinada a un público joven. La novela comienza con la presentación de un grupo nihil que va a sabotear la nave de la delegación dalniana, el Ala Firme. Una vez despega la citada nave y se encuentra en el espacio, detona una bomba y los únicos supervivientes son nuestros protagonistas: Vernestra, Avon, J-6, Honesty e Imri.


Después de un par de capítulos en el espacio, los jóvenes logran aterrizar su nave en una luna (Wevo), que pronto se dan cuenta de que es más hostil de lo que parecía, ya que su primera incidencia es una tormenta con lluvia ácida, lo que les obliga a buscar refugio en una cueva cercana.


Al poco descubren que los nihil causantes del accidente Ala Firme, Klinith y Gwishi, están en esa luna. Los protagonistas no se ponen de acuerdo en cómo proceder, destacando que los chicos prefieren pasar a la acción y vengarse matando a los piratas, mientras que las chicas optan por la cautela y la justicia. Llevado por el sentimiento de ira y acercándose al Lado Oscuro, Imri convence a Honesty para atacar a los piratas aprovechando las sombras de la noche, pero su plan fracasa y son capturados. Predeciblemente son rescatados a la mañana siguiente por Avon y Vernestra.



En un pequeño giro de los acontecimientos Imri, cegado por su ira, trata de asesinar a los piratas, que ya habían sido reducidos por Avon y Vernestra. La joven Jedi se interpone dando lugar a un breve enfrentamiento entre ambos, saldándose con la derrota del padawan. Poco después, Avon logra reparar el equipo de comunicaciones de la nave y a los pocos días son rescatados.


La novela finaliza en Faro Starlight, la estación destino del Ala Firme, donde lo más destacable es que Vernestra toma como padawan a Imri.



En general, considero que esta publicación cumple para el tipo de público al que claramente está dirigido: el juvenil. Personajes jóvenes de entre 10 y 16 años, escasa narrativa en los combates omitiendo los aspectos más violentos y un argumento de “aventuras” bastante clásico. Sin embargo, sí que encuentro más cuestionable la fluidez de la novela, que peca de un ritmo bastante intermitente.


Encontramos capítulos de descripción minuciosa cuyo ritmo se ve drásticamente acelerado sin razón aparente. Por ejemplo, después de la destrucción de la nave hay varios capítulos que están a la deriva hasta que encuentran Wevo y sin más, el lector ya se encuentra que han aterrizado y desembarcado. Sin duda se trata de recortes para agilizar la lectura de su público ideal, y es que con poco más de 200 páginas con letra grande, es algo que se entiende, pero hubiese sido mejor buscar un punto de equilibrio en vez de hacer avanzar el argumento a trompicones. Especialmente en una novela que no tiene más protagonistas principales que estos adolescentes. Por otro lado, la acción siempre ocupa un papel secundario frente a la aventura, y es narrada con prisa y escasos detalles.


Respecto a esta nueva etapa de Star Wars, vemos interesantes usos de la Fuerza como usarla para desviar el agua de lluvia o para orientarse en el espacio. En armas, va a destacar el látigo láser de Vernestra. Imri, sorprendido, le dice a la Jedi que es un arma típica de las Hermanas de la Noche mientras que ella le replica que el diseño se le ocurrió en medio de la noche y que en las Guerras Sith los Jedi los usaban contra las formas prohibidas de los Sith. Por tanto, deducimos que es un arma aceptada en la Orden Jedi aunque poco frecuente.


A diferencia de en la trilogía de los episodios I, II y III, la Orden Jedi vive una época de esplendor, donde parece haber suficientes caballeros para atender a todo el mundo y el miedo al retorno de los Sith es escaso o inexistente. Sin embargo, puede que esta situación cambie debido a los surgimientos (restos de escombros de una nave que aparecen en puntos aleatorios de la galaxia) y a sus nuevos y misteriosos enemigos: los nihil.



Para finalizar, esta edición tiene un formato muy cuidado, con una llamativa portada con los protagonistas y un par de ilustraciones adicionales al final. La edición española contiene algunos errores menores, como palabras juntas, pero el peor de todos es una frase inconclusa. Otro aspecto que destacaría es la paginación. En ese color dorado apagado resulta un poco molesta a la vista por parecer más una mancha que un número, sin embargo, a los títulos de los capítulos le sienta de maravilla.


Un saludo y que la Fuerza os acompañe.

65 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo