top of page

Recordando Monster Hunter 3 Ultimate.

Actualizado: 21 ene



El movimiento "Return to World" que vive la comunidad de Monster Hunter en estos momentos ha servido para revivir la pasión por una entrega que esta a punto de cumplir 6 largos años. La iniciativa que Capcom propuso el mes pasado a través de Steam abaratando el precio de Monster Hunter: World para atraer a antiguos y nuevos jugadores con motivo del hype generado por el próximo título, Monster Hunter: Wilds, ha puesto el interés en la saga bien alto. Para muchos jugadores, Monster Hunter: World es la entrada estelar a esta franquicia tan respetada en Japón, mientras que para otros, Monster Hunter Rise es el lanzamiento de nueva generación superior. En redes sociales, existe una pequeña guerra desde hace unos años dentro de la Comunidad que trata de determinar cuál de estos dos juegos se pone por encima. Sin embargo, la gente parece olvidar, y no sería raro pensar que desconocen, que Monster Hunter tiene una larga trayectoria a sus espaldas. Hoy voy a traeros un favorito personal: Monster Hunter 3 Ultimate.


Hace 10 años todo era mucho más sencillo, bueno... miento, no lo era para nada. Si me preguntan por la principal diferencia entre un Monster Hunter de nueva generación y uno más antiguo, mi respuesta sería que ahora cazamos a los monstruos, pero antes sobrevivíamos a ellos. Se trataba de juegos con cierto grado de injusticia en los que grandes tiranos zarandeaban por todo el mapa con hitboxes descomunales a un pringado con la movilidad de un caracol ciego.


HISTORIA:


Al iniciar la aventura, el juego nos deja en la aldea de Moga, una isla poblada por cuatro gatos que viven de la pesca y la agricultura. Estos isleños nos han contratado para que exterminemos a un monstruo marino que, aparentemente, esta amenazando la estabilidad de la aldea a base de sacudidas. Se trata de Lagiacrus, un rival formidable cuya furia no conoce rival tanto en tierra como en mar. Y sí, lo habéis leído bien, en esta entrega existe el combate marino, y será la última vez que aparecerá en toda la saga.



Los aldeanos saben que no se trata de una tarea fácil, y, a juzgar por las pintas con las que llegas a la aldea, vas a necesitar un par de días consiguiendo recursos hasta que estés preparado para enfrentarte a la bestia. Dicho esto, es hora de ponerse manos a la obra ayudando a los residentes de la aldea de Moga a restaurar su hogar. Recogeremos materiales, exploraremos y cazaremos cualquier tipo de monstruo que suponga una amenaza para nuestros clientes en el proceso hasta que llegue el enfrentamiento definitivo.


A lo largo de la historia encontraremos diversos ecosistemas que requieren conocimiento y adaptación, una característica persistente a lo largo de la saga y que se mantiene interesante a día de hoy. La tundra, el volcán, el desierto, un pantano e incluso la propia isla de Moga, son todos lugares de cazas con ecosistemas propios que dan cobijo a decenas de monstruos peculiares.


MONSTRUOS:


Y hablando de monstruos, Monster Hunter 3 Ultimate posee algunos de los diseños más impresionantes e icónicos de la saga. Ya no solo el mencionado Lagiacrus, que luce un aspecto brutal e intimidante, es un favorito del público; encontraremos también al mitiquísimo Brachidios, que debutó en esta entrega, además de al temido Deviljho, que hizo su aparición en el anterior lanzamiento: Monster Hunter Tri.


Contamos con un total de 73 monstruos diferentes para cazar, de entre los cuales 33 son subespecies. Los que tengáis algo de experiencia dentro de la saga sabéis que una subespecie es mucho más que recolorear al monstruo, cambiando significativamente el combate, y las subespecies que podemos encontrar en 3 Ultimate pueden llegar a ser realmente letales.


Por supuesto, dentro de este elenco encontramos a clásicos como el Rathalos y la Rathian, el Diablos y el Zinogre, que por aquel entonces era relativamente nuevo, al igual que el Deviljho.


En cuanto a los dragones ancianos, los jefes finales de cada titulo, en esta ocasión se caracterizan por su colosal tamaño, creando variadas formas de combate para cada uno de ellos. El encuentro con el Ceadeus en la cueva marina junto a una intensa banda sonora asentaron las bases de lo que sería una batalla histórica. El cerco al Jhen Moran nos enseño a utilizar todos nuestros recursos al máximo para tumbar a un titan con grandes cantidades de vida. El Miralis Funesto y su legendaria cinemática nos dejaría temblando a los pies de un dragón cuya mera presencia acabo con la vida de todo un océano. Por último, el Alatreon, el desafío definitivo de este juego junto con el Lagiacrus Abisal, nos enseñó lo que significa portar el título de jefe final.



COMBATE:


El combate en este juego se caracteriza por ser mucho más lento que en las nuevas entregas. El arsenal armamentístico sigue siendo bastante grande, disponiendo de todas las armas actuales a excepción del glaive insecto y el hacha cargada, sin embargo, el set de movimientos es considerablemente reducido en comparación, al igual que nuestra capacidad para evadir. En consecuencia, los combates acaban siendo desafiantes, aunque en ocasiones pueden llegar a ser algo molestos. Algo que es innegable es que contar con menos opciones para la batalla es una peculiaridad que aumenta el peligro de los monstruos a los que nos enfrentamos, sentimiento que se reduce en los últimos títulos. No es una característica que lo haga mejor o peor que el resto, sino diferente. Una experiencia distinta es lo que ofrece Monster Hunter 3 Ultimate, desde una historia más sencilla, hasta el propio combate en mar y tierra.


Esta entrega no destacó tanto como World, pero el diseño de sus monstruos y sus feroces enfrentamientos lo sitúan como uno de los juegos mejor valorados por la comunidad. Si posees una 3ds, todavía puedes hacerte con una copia por un precio relativamente barato. Aprovecha ahora que esta joya todavía no ha desaparecido por completo.

39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page