• JULIUX

Mi historia como Gamer.

Actualizado: 20 ago 2019


Los videojuegos y todo lo relacionado con ellos son mi mayor pasión, tanto es así que me gustaría dedicarme a ello en el futuro. Mi historia con los videojuegos viene de muy atrás. Poco a poco, se fueron convirtiendo en lo que significan para mí a día de hoy.


Tendría yo cuatro años (no estoy seguro) cuando mi padre trajo a casa la primera Play Station, no sé si la compró o se la dieron. Era simplemente genial. En aquel entonces no se me daba bien jugar, al fin y al cabo no sabía ni leer a esa edad, ni mucho menos tenía la capacidad de pensar que hace falta para muchos juegos. A decir verdad, ni siquiera sabía cuál era el nombre o la marca de la misma, para mí era "el juego de Spiderman", porque es el único que llegué a jugar antes de que se rompiera la consola cuando tiré del mando enchufado a ella. Es una pena, ojalá no la hubiera pasado nada, a día de hoy estoy pensando en comprarme una.


Al año siguiente, en 2005, me regalaron una PS2. Recuerdo tener una estantería con más de treinta juegos para ella, porque en aquel entonces el precio no era muy elevado y además de eso mi padre los compraba en GAME ("la tienda de los juegos" para mí en ese entonces) de segunda mano. El primer juego al que jugué en ella fué a 'Los Increíbles: La Amenaza del Socavador', del cual se estrena la película el año que viene (Los Increíbles 2). La película original era por aquella época mi favorita, por lo que disfrutar el juego se queda corto para las horas que le eché. También recuerdo haber jugado mucho a los Harry Potter, especialmente al de 'El prisionero de Azkaban'. A parte de esos, con el paso de los años, a muchos otros como 'Star Wars: El Poder de la Fuerza' o algún 'Need For Speed'.


Mis padres eran muy estrictos con las restricciones de edad de los juegos. Puede parecer una tontería (de hecho lo es), pero se tomaban esas recomendaciones al pie de la letra. Por culpa de esto me quedé sin jugar muchos clásicos exclusivos de Sony, simplemente porque la edad recomendada era 8 años (y no hablemos de mis ganas de jugar al GTA). A pesar de todo eso, nada me separaba de la PS2... O casi nada.


A comienzos de 2007, me regalaron por navidad la Nintendo DS Lite. No solo era mi primera consola de Nintendo, también era mi primera consola portatil. Me vino con el 'New Super Mario Bros', el cual con el paso del tiempo completé al 100% (monedas estrella incluídas). Me la llevaba a todas partes, las horas que le echaba a jugar no eran ni medio normales para un chico de mi edad (y luego aparte las de la PS2). En 2008 mi madre hizo que pirateasen la consola en una tienda con la tarjeta que había para ello en ese entonces (M3, ahora la principal R4). A mí me lo explicaron como que podía tener todos los juegos que yo quisiera, lo cual me encantó. La Nintendo siempre tendrá un lugar en mi corazón.


A finales de ese mismo año, a mi hermano le regalaron la Wii. En aquel entonces era algo novedoso, principalmente por su mecánica de juego en la que tenías que moverte tú (Wii Sports). Al no ser mía a penas jugaba, pero me busqué la manera de poder hacerlo. En mi casa había un ordenador (en aquel entonces bueno) que nunca usaba. Conseguí convencer a mis padres para usarlo y empecé a aprender más sobre el mundo de los videojuegos. Lo típico, jugaba a minijuegos en internet y me bajaba los que mis padres me dejaban, Disfrutaba como el crío que era; leía, aprendía, veía videos, entraba en foros, vi los distintos tipos de consolas que había, las marcas de cada una... Conocí todo ese mundillo más a fondo. Con el tiempo, aprendí ciertos "truquillos". Empecé a bajarme yo los juegos que quería para la Nintendo, aprendí a piratearla (lo cual he hecho muchas veces, no solo a mí) y también aprendí a piratear la Wii. Así es como conseguí empezar a jugar a ella, yo le bajaba a mi hermano los juegos que el quería siempre que me dejase jugar a los que yo quisiera de vez en cuando.


Las cosas no duran para siempre, es por eso que la Nintendo se me rompió en 2010 y a la PS2 le falló el lector de discos en 2011. Hasta 2012, estuve usando únicamente el ordenador (ya había jugado demasiado a la Wii, no había gran variedad). Jugaba principalmente a juegos de rol en linea (Dofus 2, y Wizard 101, entre otros). Conseguí que mis padres se sacasen de la cabeza la estupidez sobre las recomendaciones de edad, por lo que empecé a jugar a lo que yo quisiera. Me bajé el 'GTA San Andreas' (cómo no) en el ordenador y me lo pasé entero (además de meterle muchísimos mods). Por lo demás jugaba al 'Battlefield: Play4Free' (online) la mayoría del tiempo. Después llegó el lanzamiento de Minecraft (no podía faltar). Eso fue increíble, me pasaba horas haciendo construcciones en el modo creativo. Tenía un servidor creado en el que se metían mis amigos y jugábamos todos juntos mientras hablábamos por Skype. Me trae muchos recuerdos... Pero al final acabó cansando.


A principios de 2012 me compré la PSP 3000, inicialmente con el Invizimals. Aprendí a piratearla y me bajé muchísimos juegos para ella, pero por unas razones un otras al final casi nunca jugaba. Todavía no sabía mucho sobre el mundillo de los videojuegos, porque si llegase a haber jugado al 'God Of War' en aquel entonces las cosas habrían sido distintas. En verano de ese mismo año me compré la 3DS. Al principio fué únicamente para jugar al juego de One Piece (mi anime favorito) que habían estrenado para ella, el cual me encantó, pero terminé pirateándola y jugando a juegos de Nintendo que nunca había probado (como el Pokémon, aunque parezca increíble). El segundo juego al que más horas le he echado en mi vida es precisamente el 'Inazuma Eleven 2' de la DS, estrenado por esas fechas (el cual sí que me compré legalmente). Me pasé medio año jugando únicamente a la Nintendo, pero eso pronto cambió.


A finales de 2012 me compré la PS3 Super Slim. Al igual que la 3DS, me la compré principalmente para jugar a un juego de One Piece que iban a sacar para ella. Debo decir que tengo absolutamente todos los juegos de One Piece, para todas las consolas y plataformas, que han solido en España. Creo que no cuesta mucho imaginar qué pasó al final; terminé jugando al Call Of Duty, a uno u otro, pero poco más. El juego al que más horas le he echado en mi vida, ek cual también es mi favorito, lo jugé por primera vez en PS3. Este juego es 'The Elder Scrolls V: Skyrim', al que el mismo día que me lo compré le eché 18 horas. Al igual que con la PS2, la PSP o la Nintendo en su día, con la PS3 me perdí el jugar a muchos juegazos y clásicos. Esto me pasó principalmente por falta de información, pero no es la razón principal.


Cuando anunciaron la PS4 todo se vía muy bonito (especialmente yo). Simplemente me encantó y la quise tener sí o sí. Así fué, tras vender la PS3, la PSP y la 3DS conseguí reservar la PS4 y tenerla dos días antes de su lanzamiento en Noviembre de 2013. Me vino con el 'Battlefield 4', yo la quería con el 'COD Ghost' pero no quedaban disponibles. Ni pasó nada, me lo compré después y todos felices. La PS4 ha sido realmente lo que hizo de mi afición por los videojuegos una pasión. En ella he jugado por primera vez al 'GTA V', 'Watch Dogs', 'Infamous'... Y muchos otros juegazos (la mayoría se pueden ver en fotos antiguas en mi cuenta de Instagram) a los que les eché horas y horas. También jugaba al 'COD: Advanced Warfare' en partidas con amigos, me compraba los DLC y me proponía completarlo todo al 100%. Empecé a centrarme en conseguir todos los trofeos que daban en cada juego posibles, me lo marqué como meta. Le he echado tantísimas horas a la PS4... Qúe recuerdos.


Al final, ser Gamer sale muy caro. Una desventaja que he tenido yo siempre, que por suerte ya no es así, es la impaciencia. No sé cuánto dinero me habré gastado en videojuegos, consolas y otros pagos relacionados, pero muchísimo. Si además hablamos del dinero que perdí vendiendo esos juegos y consolas, me da un ataque. Al final también acabé vendiendo la PS4 en Septiembre de 2016, tras ya mucho tiempo de juego. La razón principal fue el precio de los juegos y el tener que pagar por jugar online.


A día de hoy tengo otra vez la PS3, estoy jugando a todos y cada uno de los clásicos y exclusivos que no jugué en su día y no pienso dejarme ni uno, con lo cual tengo para rato. Creedme cuando os digo que los estoy disfrutando como si los acabasen de sacar a la venta. También tengo la 2DS, en la cual juego a los juegos de Nintendo de los que nunca me cansaré y la llevo conmigo a todas partes. Por lo demás, estoy planeando comprarme un montón de consolas "antiguas" (PlayStation, PS2, PSP, SNES...) y pulir todos y cada uno de los juegos que nunca he tenido oportunidad de probar. Ya no cometo los errores que cometía antes, no hablo solo de dejarme tanto dinero o de vender cosas por impaciencia, hablo de que no pirateo absolutamente ninguna consola a pesar de saber, ni me bajo ningún juego ilegalmente, ¿por qué? Porque valoro todo el trabajo y esfuerzo que se lleva a cabo para desarrollar dichos juegos, de hecho quiero dedicarme a ello. Además, es genial tener la estantería llena de ellos (y eso que no me ha dado por hablar del coleccionismo). Todos los errores que he cometido en el pasado me han hecho ir muy atrasado en el mundillo de los videojuegos, además de haber perdido mucho dinero con el que podría tener muchos más y más consolas, pero es mejor no pensar en ello. Todo Gamer ha tenido alguna cagada así alguna vez, o se ha visto indeciso, le ha controlado la impaciencia... Cosas que pasan.


Al final, para ser Gamer y disfrutar al máximo, hay que tener la cabeza más puesta en los bolsillos que en los juegos.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo