top of page

La historia del anime hasta nuestros tiempos.



Me arriesgo a juzgar que a todos los presentes aquí nos apasiona el anime. Por ello, hoy os quería traer un post donde hablaremos desde las primeras apariciones de la animación, para adentrarnos en la nipona y acabar viendo a grandes obras como lo fueron Akira y Neon Genesis Evangelion.


Para ello, el post se dividirá en dos partes: "Dando pie al anime", donde veremos todas aquellas animaciones que darían lugar a lo que es el anime; y "El anime, algo más que animación japonesa", donde ya se establecieron las características y estilo que hoy en día lo define.


Sin más dilación, comencemos.


 

Dando pie al anime


Inicios



Fuera de Japón

Humorous Phases of Funny, 1906

Nos encontramos en EE.UU. a finales del siglo XIX, un siglo de gran desarrollo en el que el cómic, la caricatura y la ilustración estaban en auge.

Así comenzaron a hacerse los llamados espectáculos de dibujo relámpago, donde el dibujante interactuaba con su obra. Se trataba de una nueva forma de entender el arte que trajo consigo la primera animación, Humorous Phases of Funny, 1906.

Pronto se iba eliminando al dibujante. Apareció en Francia Fantasmagorie de Emile Cohl (1908) considerada la primera película de dibujos animados, pues esta ya era algo más que simples caricaturas en una pizarra.

La animación acababa de nacer.



Japón

Japón, Era Meiji (1868 - 1912)

Mientras tanto en Japón nos encontramos en la era Meiji (1868-1912), una era de modernización y occidentalización.


A muy finales del siglo XIX llegó la tecnología de proyección de películas y más tarde en 1904 el zootropo.


Fue en el 10 cuando llegaron a los cines las primeras películas extranjeras y algunas niponas. Resultó todo un éxito. Así aparecieron los fundadores de la animación japonesa Ōten Shimokawa, Seitarō Kitayama y Jun’ichi, quienes en 1917 estrenaron las “primeras” animaciones japonesas.


Sin embargo, aunque durante 87 años han sido consideradas como las primeras, apareció en 2004 una animación de tan solo 3 segundos que les robó el puesto.


 

La primera animación nipona de la historia

Katsudo Shashin, 1907


Katsudo Shashin, 1907

Dicha animación de autor desconocido fue encontrada por Matsumoto. No fue dibujada a mano, si no que se realizó mediante plantillas.

Fue datada entre el 1907 y 1911 ya que el zootropo había llegado a Japón en 1904, y a partir del 12 hubiera sido imposible debido a un aumento del precio del celuloide. A pesar de ello, hubo polémicas de ser incluso más joven que Humorous Phases of Funny.


Había aparecido un corto nipón que puso en cuestión la cronología eurocentrista del cine. Fue un hallazgo que revolucionaba la historia de la animación japonesa. Pero finalmente prevaleció 1907 como fecha.


Sin embargo, como puedes ver esto es una mera animación nipona. El anime como lo conocemos hoy en día se consolidaría más tarde, durante el siglo XX.


 

Los fundadores de la animación japonesa


Fragmento de Saru Kani Gassen, Kitayama, 1917

Los primeros fundadores Ōten Shimokawa, Seitarō Kitayama y Jun’ichi estrenaron en 1917 las primeras películas de animación japonesa. Por desgracia solo se conserva Hekonai Hanawa y su nueva espada de Sumikazu Kouchi, quién estrenó su película en el mismo año que los fundadores.


Kitayama fué el único que se dedicó completamente a la animación. Realizó la primera película de animación japonesa exportada a occidente, Momotaro; y formó a un grupo de jóvenes.

Sin embargo, esto duró poco. El Gran terremoto de Kanto de 1923 se llevó su estudio, así como el de muchos otros.


Ahora era el turno de sus discípulos.





Gran terremoto de Kanto, 1923
 


Kenzo Masaoka y El legado de Kitayama


Los jóvenes a los que Kitayama había enseñado serían los verdaderos impulsores de las nuevas técnicas. Incluyeron letreros en sus películas, inventaron métodos para sugerir un acompañamiento musical, innovaron en sus estilos propios

El mundo del poder y las mujeres, 1931

Dichos jóvenes eran Hazukan Kimura, Noburo Ofuji, Yasuji Murata y Sanae Yamamoto, de los cuales el último llegó a crear un estudio con más de 100 personas.


Con la llegada del Celuloide en 1929 apareció Kenzo Masaoka, quien en 1931 creó la primera animación sonora en Japón. El mundo del poder y las mujeres. Por desgracia un film a día de hoy perdido.


La animación japonesa no había hecho nada más que comenzar.


Para no perder el hilo de qué pasaba mientras tanto fuera del país, mencionemos que Walt Disney ya había realizado en 1932 el primer cortometraje a color, Árboles y flores. Cinco años más tarde estrenó su primera película, Blancanieves, la cual marcó un antes y un después en el mundo de la animación, así como influenció a Osamu Tezuka.


 

2DA Guerra Mundial – El parón

1939 - 1945


Pilotos kamikaze

Por desgracia con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, la animación nipona sufrió un parón. Las animaciones comenzaron a ser propaganda de guerra apartando de lado la exploración de nuevos temas.


Podemos destacar Momotaro Dios de las olas de Mitsuyo Seo quien había colaborado con Kenzo Masaoka en sus primeras películas. Este film estaba dirigido a un público infantil. Se basó en la invasión japonesa de Indonesia. Debido a su duración podemos llamarlo formalmente la primera película de animación japonesa, ya que las anteriores no llegaban a ser un largometraje.



 

*Resumen de Dando pie al anime.