• RUBA

La Historia de Blitzcrank (League of Legends Lore).




Para empezar voy a aclarar que esta es la historia oficial y canónica (solo que escrita con mis palabras) que le ha dado League of Legends a Blitzcrank, la podéis encontrar en Blitzcrank - Biografía - El universo de League of Legends.


Aquí os traigo la segunda entrega del lore de los distintos campeones de League of Legends, esta vez contamos con Blitzcrank, un robot amarillo y electrizante, no le quites ojo a esta lectura, ¡o te atrapará con su gancho!


Blitzcrank es proveniente de Zaun, una región al más puro estilo steampunk llena de científicos locos y gente que realiza experimentos sin el mínimo sentido de la moral.


Este robot fue creado con la misma intención que el resto de sus iguales, eliminar los desechos tóxicos resultantes de los avances tecnológicos para que la gente en Zaun tuviera una mejor calidad de vida, pero debido a la alta cantidad de residuos cáusticos se volvió inoperativo y posteriormente fue desechado.


Viktor (si, otro campeón) encontró el armazón del golem mecánico y experimentó para devolverle su funcionamiento, tras varias pruebas fallidas decidió probar con el material Hextech, un elemento mágico-tecnológico, y los resultados fueron esclarecedores.


Dicho golem volvió a funcionar, y Viktor lo nombró como Blitzcrank debido a los arcos eléctricos que brotaban de su estructura (debidos al material Hextech). Fue enviado de vuelta a su labor original, dando unos resultados sobresalientes.


(Viktor y Heimerdinger celebrando la creación de Blitzcrank, con Blitzcrank de fondo, la imagen no es canónica)

A medida que los días pasaban Viktor notaba cierta mejoría en su creación, pues se había dotado de libre albedrío, lo cual significa una conciencia propia, capacidad de raciocinio y habilidad autodidacta, un auténtico milagro gracias al cual Blitzcrank empezó a entender las situaciones cotidianas. Aprendió a interactuar con los ciudadanos de Zaun, Viktor al ver esto intentó replicar sus resultados, pero sin ningún éxito, lo que convirtió a nuestro amigable y servicial robot en un ser único en todo Zaun, y probablemente en toda Runaterra.

Y así se fue forjando su personalidad, con problemas para entender algunas cosas como la moderación o la sutileza, en pocas palabras: o lo daba todo, o no daba nada, no tenía término medio, por ejemplo si un Zaunita perdía la llave de su casa y Blitzcrank lo veía, en vez de ayudarle a buscar la llave, tira la pared de su casa.


En una de sus misiones de limpieza encomendadas por Viktor, Blitzcrank pensó que la mejor forma de detener las emisiones tóxicas era reducir a escombros la fábrica productora de dichas emisiones.


El dueño de la fábrica, un barón adinerado, obligó a Viktor a destruir su creación o lo pagaría con su muerte, pero Viktor se negaba a hacerlo, pues para él Blitzcrank era más un ser vivo que una máquina. Volviendo al taller ideó un plan para pelear al aceptar sus consecuencias, pero cuando entró a su área de trabajo descubrió que su querido robot ya no estaba.


Al tener autosuficiencia, Blitzcrank decidió desafiar su programación inicial e ir a realizar la misión de limpieza a la que estaba destinado desde el comienzo, pero sin depender nunca más de su creador ni de cualquier otra persona, aparte de trabajar empezó a realizarse mejoras a sí mismo.


Actualmente nuestro querido golem Hextech ronda por el distrito suburbano de Zaun haciendo lo que considera mejor para sus ciudadanos.


Hasta aquí el lore actual de Blitzcrank, ¿Os ha gustado? ¿Queréis que traiga el lore de otro personaje? Hacédmelo saber y escribiré en base a las peticiones.

95 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo