top of page

Historia de un Robin: Jason Todd.

Actualizado: 12 mar 2023


Muy buenas y bienvenidos batilectores a un nuevo post, esta vez os voy a hablar sobre uno de mis personajes favoritos del universo de DC Comics: Jason Todd. Jason Todd apareció por primera vez en los cómics de la editorial estadounidense DC en “Batman #357”, y es conocido por haber sido el segundo Robin y por ser el segundo personaje en tomar el alias de Capucha Roja.



ETAPA COMO ROBIN "REBELDE":


Jason Todd era un chaval huérfano que vivía en la calle y que se dedicaba a delinquir para poder sobrevivir. Una noche, decidió que era buena idea intentar robar los tapacubos del Batmobile del justiciero de Gotham City, quien mientras patrullaba lo descubrió y decidió adoptarlo y reformarlo rigurosamente convirtiéndose en su mentor para entrenarlo y que llegase a tomar el manto del Chico Maravilla.



A lo largo de la carrera de Jason Todd como Robin, se podía denotar grandes diferencias respecto a su predecesor y el primer Robin, Dick Grayson. Mientras este último es más amable, compasivo y cauteloso, Todd es todo lo contrario, iracundo, impulso y sin compasión alguna. Y es que, durante su etapa como Chico Maravilla pudimos ir viendo aspectos de la personalidad de Jason que serían de gran importancia para su futuro y es que su gusto por la violencia y su gran agresividad hacían temer a Batman en que rompiese su más sagrada regla: no matar.



La impulsividad de Jason Todd lo llevó a cometer un error que le costaría la vida, perseguir él solo al Joker. Siguiendo el arco del cómic “Una muerte en la familia”, Jason, obsesionado con saber quién era su madre biológica halló a una mujer que parecía que podía haber sido la amante de su padre, y, por ende, su madre biológica, una visión muy acertada, ya que, efectivamente era su madre biológica. Lo que no sabía, es que su madre estaba siendo chantajeada por el mismísimo Joker. Jason y su madre se enfrentaron al Joker, para que este último dejase de chantajearla. Pero lo único que consiguió el Chico Maravilla ser torturado hasta la muerte por el maníaco homicida con una palanca. Si os preguntáis donde estaba Batman, durante este arco de tiempo estaba en una misión fuera de la ciudad de Gotham, por lo que, lo único que halló fue el cadáver de su compañero e hijo.


RESURECCIÓN:


La muerte de Jason Todd fue un varapalo no solo para la Batfamilia, sino también para los fans. Y es que, a pesar de que cuando Jason Todd apareció por primera vez en el mundo del cómic y tomó el manto de Robin, los fans lo llegaron a odiar tanto que la editorial decidió hacer una encuesta para que el público decidiese si quería que muriese el personaje, y prácticamente por mayoría absoluta decidieron que sí. Por lo que, DC les concedió su deseo, pero dando al personaje una muerte tan violenta y tan impactante que los fans suplicaron su vuelta, y la editorial, de nuevo, les concedió el deseo a sus fans. Ya podían aprender los ejecutivos de DC Studios ahora y haber el Snyderverse con Henry Cavill y Ben Affleck, pero pa’ que.


Siguiendo con la historia de Jason Todd, según distintas versiones la resurrección del personaje se da por distintos motivos. En el arco narrativo de los cómics de Batman: Hush, Hush resucita a Jason Todd con el Pozo de Lázaro, al igual, que fue la explicación que dieron en la película animada de 2010 “Batman: Under the Red Hood”, solo que esta vez fue el propio Ras Al’Ghul quien lo resucita. No obstante, la versión oficial es que durante los acontecimientos de Crisis Infinita, mientras Superboy Prime golpea las barreras entre los mundos hace que Jason vuelva de entre los muertos, a quien Talia Al’Ghul rescata después de estar casi un año en el hospital y cura gracias a los poderes curativos del Pozo de Lázaro.


Tras su recuperación, Jason, movido por el odio y la venganza, no solo hacia su asesino sino también hacia el que un día fue su compañero y mentor, comienza a viajar a lo largo y ancho de todo el mundo para ser entrenado en las artes del combate para llegar al nivel del Caballero Oscuro. Y es que, fue adiestrado por muchos de los antiguos maestros de Batman, con una diferencia, esta vez Jason Todd no iba a cumplir todas las reglas que su padre adoptivo le había impuesto, especialmente la de no matar.



ETAPA COMO RED HOOD, DE HÉROE A ANTIHÉROE:


Después de ser entrenado durante años, Jason Todd vuelve a la ciudad de Gotham, donde Batman ya tenía un nuevo Robin: Tim Drake y había hecho las paces con el primero de los Robin, aunque ahora Dick Grayson se había reconvertido en Nightwing. Una vez allí, toma el primer alias por el que se conocía al Joker antes de volverse un demente: Capucha Roja, y es que hace referencia a la característica “capucha” de ese color que emplean como parte del traje.



Como he dicho, Jason ya no sería el mismo compinche rebelde que una vez fue influenciado por las indicaciones de Batman, esta vez decide acabar con el crimen haciéndose con el control del crimen organizado de Gotham. La pregunta es ¿cómo leches te haces con el control de los principales negocios criminales de una ciudad tan corrupta y voluble como Gotham? Pues muy sencillo, matando a la mano derecha de todos y cada uno de los capos del crimen organizado de la ciudad, mostrándoles quién es el que manda ahora y a quién deben dar el 50% de los beneficios porque sino obedecen terminaran igual que sus empleados, con la cabeza separada de los hombros dentro de una bolsa de deporte.


A pesar de que no me sorprende, el crimen parece estar más calmado en Gotham e incluso se reduce, ya que, por ejemplo, una de las normas de Capucha Roja es que no pueden vender drogas en los colegios ni en centros de acogida. A pesar de que el crimen se reduce, a los maleantes de Gotham, en especial Máscara Negra, no les mola que este tío dirija el cotarro, por lo que deciden, provocarlo usando al Joker como su baza. Lo que no saben, es que Jason tenía en sus planes cargarse al payaso de una vez por todas.



Aunque habría estado bien ver esto último como una dulce venganza y una buena forma de matar al peor de todos los criminales de la ciudad de Gotham y posiblemente del planeta, el guion, obviamente no lo permitió. Por lo que, después de tener un encontronazo Capucha Roja y Batman, este último descubre quién está bajo esa máscara, que no es otro que su hijo y anterior compañero en su tarea de proteger la ciudad. Tras este descubrimiento, y varios acontecimientos más sin demasiada relevancia llegamos al punto que nos interesa, Jason Todd alias Capucha Roja a punto de matar al Joker y Batman, como no, dispuesto a impedírselo para mostrarle a su antiguo pupilo que aún hay esperanza para él. Pero como ya os he comentado anteriormente, la venganza de Jason no solo va dirigida al payaso sino también al Caballero de la Noche, por lo que, le da dos opciones: una es que el propio Batman mate al Joker como venganza por haber matado a Jason años atrás y la otra, es que sea el propio Todd quien mate al Joker. Aunque penséis, que la segundo es mejor que la primera no lo es, porque como he dicho cualquiera de las dos daría por completa la venganza de Jason, el Joker muerto y Batman rompiendo lo que más aprecia en el mundo: su ética de no matar. Pero, como no, tras varios diálogos muy intensos entre Todd y Wayne sobre cómo coño es posible que Batman no matase al Joker después de lo que hizo, el vigilante enmascarado consigue desarmar a Jason y detener al Joker, no sin antes de que el primero escapara.


Tras estos acontecimientos, Jason se convertiría oficialmente en el antihéroe Capucha Roja, quién a diferencia de digamos las evoluciones del resto de los Robins, representa todo aquello a lo que Batman no puede llegar a hacer para acabar con los criminales, entre otras cosas matar a los más peligrosos para que dejen de hacer daño a la gente. A lo largo de los años, este personaje ha tenido unas increíbles aventuras individuales en los cómics, en mi opinión, las mejores después de las de Nightwing. Formando parte de grupos de héroes y antihéroes e incluso villanos, como la Liga de la Justicia, The Outlaws, el Escuadrón Suicida y, por supuesto, la Batfamilia.


DATOS DE INTERÉS SOBRE JASON TODD:


Sus habilidades son iguales que las de la gran mayoría de la Batfamilia, amplio conocimiento en artes marciales, acrobacias, habilidades detectivescas y un gran conocimiento sobre la tecnología, en este caso, sobre las armas. Y es que, una vez convertido en Capucha Roja, Jason Todd decide emplear armas de fuego como sus principales juguetes en la lucha contra el crimen, principalmente armas de alto calibre, pues otorgan una digna representación del comportamiento explosivo de este personaje. Aunque, su arma favorita para el cuerpo a cuerpo es un cuchillo hecho de un material increíblemente resistente capaz de cortar incluso los cables de Batman.


Jason Todd es el único personaje de todo el universo DC capaza de manejar las All Blades, unas espadas especiales capaces de matar a cualquier mágico o basado en ella como podrían ser héroes como Shazam, Doctor Destino o Zatanna o villanos como Félix Fausto, Circe e incluso, podría hacer gran daño a Trigon. Estas espadas pertenecen a una sociedad secreta de monjes expertos en artes marciales que provienen de All Caste, un lugar oculto en alguna cordillera del Himalaya, al más puro estilo de la Liga de las Sombras.




Como no, Jason Todd llevó temporalmente el manto de Batman.


Su relativamente nueva colección de cómics “Red Hood and The Outlaws” está siendo todo un éxito y en mi opinión os recomiendo a todos leérosla, porque es realmente alucinante.








Y hasta aquí el post de hoy mis queridos batilectores, no os olvidéis de seguirme en mis redes sociales @nicoolmeda07 en Instagram y @nicolmeda_07 en Twitter, tampoco os olvidéis de seguir a @gamotakuniverse en Twitter e Instagram. ¡¡¡¡Hasta la próxima!!!!

519 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page