• LUISMH

Gala de los Oscars 2019: ¿infame?



En la madrugada del domingo al lunes, ocurrió el único evento capaz de rivalizar en audiencia con los grandes eventos deportivos como la Super Bowl o NBA All Stars; la gala de los Oscar. Los mejores directores, actores y actrices recorrieron la alfombra roja para la 91 edición de estos premios que reconocen a los mejores dentro de la industria del cine.


Primero, haré un breve resumen acerca de las películas de superhéroes que han ganado varias estatuillas, para después entrar en la parte que más debate está generando. El MCU ha sido recompensado por un año brillante con 3 premios que se ha llevado Black Panther. Aun así que First man se haya llevado el Oscar a los mejores efectos visuales, por delante de Avengers: Infinity War, no ha sentado bien a los fans de la franquicia, pero tres premios es un justo reconocimiento a un universo que sigue marcando una época en la industria cinematográfica. Además, ya hasta la academia se lo dice a Sony; deja las películas live action de superhéroes y dedícate a las películas de animación que se te da muy bien: Spiderman into the Spiderverse es la ganadora de la mejor película de animación. En definitiva, si los fans de DC echaban en cara que su universo por lo menos tenía un Oscar (Suicide Squad a mejor maquillaje), después de este año se vuelve a lo que ya sabemos todos y los Oscar nos han vuelto a recordar, el DCU está a años luz del MCU.


Este año solo viendo las nominadas a la mejor película ya se sabía que esta gala generaría debate. Películas como Bohemian Rapshody, Ha nacido una estrella o Black Panther, que en lo técnico son maravillosas, no merecen estar entre las candidatas a este galardón. Aun así, surgió una película entre tanta vulgaridad, Roma. Peliculón, una obra de arte, toda la crítica se rendía a la gran favorita de estos Oscar. Cuarón consiguió plasmar en este filme toda la esencia del día a día de la mujer mexicana; trata dos temas críticos actuales: el movimiento feminista y el problema del muro con México. Ha hecho historia, primera película de Netflix y de lengua no inglesa que ha optado al mayor galardón dentro de la industria. ¿Por qué no soñar con la victoria de Roma en esta gala?


En eso se quedó, en un sueño, la industria, en una de las peores ceremonias que se recuerdan (ni la íntima actuación de Lady Gaga y Bradley Cooper salvó esta ceremonia), decidió dejar sin su justo premio a la película mexicana de Netflix, entregándole la estatuilla a Green Book, buena película pero no merecedora de un Oscar; lo hilarante es que ninguno de sus actores principales se llevo un premio e incluso su director no estaba ni entre los candidatos a la estatuilla que si levanto Cuarón.


Bohemian Rapshody salió triunfadora con cuatro premios entre las que destaca Rami Malek como mejor actor principal, por delante de Roma, Green Book, Ha nacido una estrella y Black Panther, con tres estatuillas cada uno. Clara representación de lo mediocre de esta gala.


¿Tongo? Por supuesto, las redes sociales estallaron ante lo que muchos ven una injusticia. Ahora, ¿se veía venir? También, los Oscar muchos años han premiado la mediocridad únicamente por ser de su casa o por meramente les daba la gana dar ese reconocimiento a una película frente a otra. Y este ha sido uno de los años de los que se hablará… LOS OSCAR AÑO TRAS AÑO SIGUEN PREMIANDO LO INFAME.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo