• MAMANI

Eternals: crítica y análisis con spoilers.



Estoy extasiado. Ha pasado ya un día (al momento de escribir esto) desde que pude visionar la vigésimo sexta película del Universo Cinematográfico de Marvel, y es que sigo maravillado. Sorprendido de cómo, tras todo este tiempo y todas estas películas y series, Marvel sigue fuerte y continúa sorprendiendo al público. No creo que sea sorpresa de nadie, incluso admitido por los “haters” más berreantes, que “Eternals” es, sin duda, la propuesta más distinta de todo Marvel Studios.


Tras haberla visto, puedo entender que sea una película que tal vez se le pueda atragantar a una parte del público, pues cuenta con una historia densa, de muchos diálogos y muy introspectiva. Pero, si entras de lleno a lo que ofrece, te encontrarás con la que posiblemente sea una de las películas más interesantes del MCU; la que mejores mensajes y enseñanzas esconde, sin renunciar a una epicidad y acción espectacularmente rodada por Chloe Zhao, sin cortes abruptos y en todo su esplendor.


El punto fuerte de esta película es, sin duda, la historia: los temas y mensajes que aporta al universo. Algo que me ha encandilado de esta película es su mensaje fuertemente optimista y humanista, enseñándonos lo peor pero también lo mejor del ser humano, y es que los Eternos son, al menos en un inicio, unos seres enviados para salvaguardar a la humanidad de los Desviantes (más tarde en la película vemos un giro de 180° inesperado y que plantea una cuestión muy interesante). En su transcurso y estancia en nuestro planeta, muchos de ellos se ven atraídos por la raza humana y otros acaban desarrollando un amor profundo por la misma, en especial Sersi,. No obstante, cabe destacar el caso de Phastos que, a pesar de ver los horrores que la especie ha podido hacer con sus avances, pudo recobrar su fe gracias a que formó una familia y esta le hizo ver que, después de todo, la humanidad merece la pena.


La película también plantea otras muchas cuestiones interesantes, en relación con ser libres y cómo no se puede serlo sin conocer la verdad; sobre el amor, sobre dilemas morales, el paso del tiempo, la propia fe, etc.. En definitiva, lo que muchas veces significa ser humano.


El largometraje tenía la tarea titánica de presentar por primera vez a diez personajes nuevos y desconocidos para el gran público, y que todos tuvieran un desarrollo más que decente y el suficiente tiempo en pantalla. Y, para un servidor, la tarea se ha cumplido a la perfección. A pesar de la escala y épica que se maneja en la película, a pesar de todo el "chorrazo de lore" que introduce al MCU, Marvel se centra en lo de siempre y en lo importante: los personajes. De nada serviría toda esa construcción de mundo sin unos personajes atrayentes por los que merezca la pena sumergirse en dicho lore. Los Eternos funcionan como una gran familia, donde se nota un aprecio entre ellos mayor que lo que se ve en otros grupos. Se ríen, lloran, se aman, se pelean… Están muy bien escritos, y quitando que algún que otro, irremediablemente, quede algo más en segundo plano, todos se roban alguna escena o momento en la película.


Mis favoritos son sin duda Ikaris, Gilgamesh, Thena, Phastos y Sersi, por elegir los 5 que más, pero de verdad que me han encantado todos en mayor o menor medida. Son presentados a lo largo de la película como “Dioses con pies de barro”, que parecen deidades omnipotentes por fuera pero que, por dentro, acaban siendo precisamente lo más humanos posible. En gran medida, esta película se siente como una tragedia griega.



Como hemos repetido en muchas ocasiones, este intimismo no renuncia a la grandilocuencia, la épica y la solemnidad que rebosa en muchos planos. Los Celestiales, por ejemplo, son apabullantes en cada escena que aparecen, y la escala que se juega con ellos creo que es algo nunca visto en el MCU, algo que nos hace coquetear con la idea futura de Galactus en “live action”. También la escala y las consecuencias de las acciones que ocurren en el tercer acto hacen palidecer lo ocurrido en las dos primeras películas de “Los Vengadores”. Chloe Zhao ha sido muy ambiciosa en cuanto a la acción y épica.


Creo que para afianzar esta solemnidad era necesario un buen soundtrack que acompañara y, para nuestra suerte, Ramin Djawadi ha vuelto al MCU más fuerte que nunca y ha firmado una de las mejores bandas sonoras de todo Marvel. Con temas como “Across the oceans of time”, que han hecho que un servidor estuviera al filo del asiento y con la lágrima al borde de salir, han logrado firmar muchas de las escenas más emotivas de todo el Universo Cinematográfico de Marvel. También con la fanfarria principal de los Eternos nos añadimos a la colección una nueva melodía memorable para nuestros héroes.


Visualmente es impresionante y cuenta con una fotografía muy trabajada, pero es cierto que también un pelín apagada, lo que en una primera impresión puede llegar a chocar con las visuales que manejaba Jack Kirby en sus viñetas. Es una fotografía que acompaña la tónica y al mensaje maduro de la película (sin negar que se puede perfectamente hacer historias serías y ser coloridas, faltaría mas). Es por eso que no hay que olvidar que es una obra de Chloe Zhao con fuerte influencia de Kirby, y es la primera la que imprime su estilo en cada fotograma y en la historia en la película. Creo que es una más que excelente incursión de la directora en el ámbito “blockbuster”.



Tenemos la confirmación número 9298329 de que el MCU esta apostando por cosas cada vez más distintas, y creo que es de agradecer que se molesten en intentar otorgar de una diversidad temática a lo que, probablemente, sea uno de los lores más extensos cinematográficamente hablando. Espero que esta sea la primera de muchas películas de este estilo. No creo que sea para todos los gustos, pero para mí estamos ante la tercera mejor película de Marvel Studios, solo por detrás de “Vengadores: Endgame” y “Vengadores: Infinity War, y también una de las mejores del medio superheróico.


Gracias, Chloe Zhao por firmar con tanto amor y cariño esta carta al medio; esta reivindicación a lo que nos hace tan grandes como especie: ser humano.




P.D: Para quien no se haya enterado, en la segunda post-créditos la voz que habla con Dane Whitman es el mismísimo "Blade el Cazavampiros", interpretado por Mahersala Alí, confirmado por la propia directora. Están por verse las implicaciones que esto tendrá en el futuro, pero serán enormes.


Y, con la primera, tenemos un pequeño teaser sobre lo que puede ir una hipotética "Eternals 2", con el hermano de Thanos, Eros (Starfox), como un posible nuevo Eterno, junto con Pip el Troll, embarcándose a ayudar a buscar a los Eternos secuestrados por Arishem. Firmo YA.


MAMANI
60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo