Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba (crítica y analisis sin spoilers).

Actualizado: 11 oct 2019



Qué comentar sobre esta obra animada por el estudio Ufotable y creada por la mente de Koyoharu Gotoge, más que un increíble y gigantesco aplauso. Todo de lo que voy a hablar es con respecto al anime, pues el manga no lo he comenzado por el momento.


La historia ocurre en un Japón aparentemente oscuro, dominado por el miedo de ser devorados por demonios. Pero hay una asociación de cazadores dedicados a la exterminación de los mismos, organizada en varios rangos donde a los más fuertes se les llama pilares. Esta asociación se encuentra fuera de las normas y protección del gobierno.


Hasta aquí sencillito. Resulta que toda la familia del protagonista, Tanjiro, es asesinada brutalmente a excepción de una de sus hermanas, Nezuko, que se ha convertido en demonio por la “inyección” de sangre de uno de ellos. Aquí es donde se complica todo y la verdadera historia de Tanjiro por recuperar a su hermana comienza.


Ufotable ha realizado a mi parecer un trabajo más que aceptable; en Japón sacaron en forma de película los primeros 5 episodios del anime, dándoles un ligero margen para emplear más tiempo en aquellos momentos que más lo necesitasen, tanto en la animación como en la banda sonora. Independientemente de este dato, se ve cómo han abrazado con cariño esta historia, pues, como espectador, sientes el amor que han mostrado en todo el desarrollo de producción por la forma de transmitirlo en el anime.


La forma del dibujo es bastante buena, contornos fuertes con diferentes grosores, dando caracter así a cada uno de los personajes. Aparentemente, la animación puede parecer que va dirigida a un público algo más joven, pero esa sensación se disipa al ver cómo la sangre es derramada con "elegancia y violencia" en cada una de las peleas. La fuerza que transmite el trazado del dibujo es maravillosa y acompasa a la perfección, con lo que a mí me parece lo mejorcito de este anime, con la escenografía y las coreografías en las batallas. Con coreografía me refiero a los movimientos de cada personaje en batalla, sumado a que en estos momentos de vida o muerte domina la estrategia para lograr vencer, por parte de Tanjiro, al enemigo.


Y si a todo lo anterior se le suma una magnífica banda sonora que ensalzase los momentos épicos y agudizara esos tristes y de tensión, quedaría como resultado este anime tan cuidado. La banda sonora es espectacular en casi todos los momentos, porque han sabido recoger el sentimiento de los personajes y transmitirlos al espectador con mayor énfasis gracias a esta.


No todo son elogios, la única falla que tal vez haya encontrado a esta historia, es que tratan de hacerte sentir pena por el pasado de algunos demonios y el porqué de su situación, haciendo ver que eran humanos antes de ser malvados; pero no te dejan apenas tiempo para ello, perdiendo bastante ese toque que intentaban darle.


Simplemente decir que, con la aparición de los compañeros de Tanjiro y Nezuko, con los que compartirán protagonismo, aparece un humor fresco y desenfadado en un mundo cruel y oscuro. Lo increíble de este cuarteto es que se complementan muy bien, y eso que sus personalidades son completamente dispares, sin verse forzada ninguna situación o broma.


Totalmente recomendada si quieres disfrutar y estar pegado a la pantalla durante los 26 episodios que dura su primera temporada. Está anunciada una próxima película donde será animada el siguiente arco y, al finalizar esta, muy probablemente se anunciará una esperada segunda temporada.





982 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo