"Bárbaros" de Netflix (crítica y análisis sin y con spoilers).



Crítica sin spoilers:


Por el mes de octubre del año pasado, la plataforma Netflix sacó una serie titulada Bárbaros, la cual, tanto por el título como por la portada me llamaron la atención evidentemente. Entrar a la aplicación y toparse con la imagen de un romano con casco y máscara increíbles, y probablemente con cara de mala leche, es algo que no se ve todos los días. Cuando después me entero que la serie es una producción alemana y que el protagonista es un tipo llamado Arminio, ya empecé a divisar por donde iban a ir los tiros.


La serie empieza con un poblado germano en el año 9 d. C. que está siendo explotado a impuestos por los romanos, que se están expandiendo por toda Europa, agrandando cada vez más su imperio. Ante esto, numerosas tribus germánicas mantienen pactos y paces para no entrar en guerra con Roma, ya que saben muy bien que es un enemigo demasiado poderoso en todos los sentidos. Dentro de este panorama, se nos muestra a los protagonistas. Por un lado tenemos a Thusnelda, una joven de la tribu de los queruscos que odia a los romanos y que tiene un rollito amoroso con un guerrero llamado Folkwine “Lanzalobo”, otro de los protagonistas. Por otro lado está Cayo Julio Arminio, Arminio para los amigos, el cual es un romano badass que parece que tiene una conexión con Germania, y que no sabemos todavía por qué está ahí y qué objetivo tiene.




Bárbaros es una obra que, si bien no me entusiasmó mucho en cuanto a la trama, me sorprendió en el tema histórico, sobre todo en cuanto a ambientación y vestuario. En cuanto a los acontecimientos, se han tomado unas cuantas licencias, pero creo que merece la pena verla sobre todo por lo que he comentado antes; además de por los diálogos que tienen los romanos en latín, algo que me pareció un puntazo. El cómo han caracterizado a las diferentes tribus germanas me ha parecido genial también, que respetaran ciertos detalles como los peinados con los que se diferenciaban unas tribus de otras, como por ejemplo los suevos, que llevaban el pelo recogido en nudo en un lado de la cabeza. Otras cosas a destacar también, como la caracterización de los guerreros jóvenes de la aldea que no llevaban barba y la de los veteranos, los cuales llevaban las barbas y el cabello largo (cuanto más largo lo llevaran significaba que tenían más experiencia).


En otras cosas la serie me recordó a Vikings, como con Thusnelda y Folkwine, los cuales se me hacen muy parecidos a Lagertha y Ragnar, y al principio temía que la serie fuera un Vikings 2.0. Se nota que los creadores han bebido un poco de esta serie, pero sí que, por otro lado, se puede ver que tienen muy buenos asesores históricos que han sabido hacer bien la ambientación y la caracterización de personajes, al contrario que Vikings, la cual se desliga completamente del aspecto histórico. Pese a esto, es una serie muy recomendable, sobre todo para los amantes de obras de este estilo. Aquí os dejo el tráiler:



 

Crítica con spoilers:


Como hemos dicho, tenemos a Thusnelda, Folkwine y Arminio como principales. Los dos primeros odian a los romanos desde chiquititos y quieren llevar a cabo una rebelión contra estos. El problema es que para hacer frente a semejante imperio, necesitan que todas las tribus germanas se unan para combatirlos, pero la cosa está complicada ya que a las tribus no les interesa entrar en guerra con Roma debido a lo que eso puede suponer.


Por otro lado, se nos rebela que nuestro amigo Arminio era en realidad un germano llamado Ari. Su padre Segimer, el reik de los queruscos, lo había entregado a los romanos cuando era un niño junto a su hermano, para así mantener la paz y que su pueblo no fuera subyugado. Asimismo, pasó a educarse en Roma, aprendiendo las costumbres, lengua y religión romana bajo la tutela del general Publio Quintilio Varo. Es en este año cuando es enviado por Augusto a la provincia de Germania junto a su padre adoptivo Varo, ya que Arminio conoce bien el terreno. Varo en ningún momento duda de que Arminio se pueda rebelar al llegar a su tierra de origen y, su total confianza en él es su gran debilidad, como pasará al final.


Folkwine y Thusnelda hacen un plan para entrar al campamento romano, y consiguen llevarse el águila imperial. Arminio descubre que han sido ellos y va al poblado querusco donde estos se encuentran. Es aquí cuando comienzan los enfrentamientos y las dudas de Arminio de si en verdad debería luchar con su gente o no. Más tarde, Arminio terminará por aliarse a Folkwine y Thusnelda, y utilizará sus influencias en los dos mundos a su favor para planear una rebelión en contra de Roma, sin que Varo y compañía puedan sospechar. Todo esto desembocará en el último capítulo en la batalla de Teutoburgo, donde Arminio y varias tribus bárbaras aliadas consiguen engañar y derrotar a las tres legiones romanas de Varo. Todo ello, concluyendo con un monólogo épico de Arminio sobre por qué lucha la gente, mirando a la cabeza cortada de Varo.



La serie va a lo que va, te presenta a los personajes, sus objetivos, flashbacks, para por fin llegar al gran acontecimiento que es la batalla final, donde se nota que se han dejado el presupuesto de la obra. Además, la batalla de Teutoburgo supone un hecho muy relevante en la historia ya que fue uno de los primeros grandes desastres militares para Roma en la época de los emperadores (hasta hace poco, Roma había sido una república). Por otro lado, algo que no me ha gustado es que pongan a los bárbaros como buenos y como los héroes, y a los romanos los pinten de malos malísimos. Se nota que es una producción alemana y que los personajes germanos están infectados de cierto romanticismo e idealismo, frente a los romanos que son siempre tiranos y avariciosos (parecido al esquema que siguen los filmes sobre nazis). Un ejemplo es que no se muestre que las tribus germanas tenían esclavos al igual que los romanos.


Por otro lado, el personaje de Thusnelda es puesto como la gran heroína y la pieza clave para que todas las tribus se unan a la rebelión, y a veces se la da más protagonismo que a Arminio, que para mí es el personaje más interesante ya que está entre dos mundos muy diferentes como lo son el romano y el germánico, y tiene una personalidad más compleja. Aunque supongo que el empoderamiento de la mujer en una serie así es marca de la casa, y en cuanto a que se la de importancia no me parece tan mal por otro lado ya que es la única mujer importante en la serie, que recuerde. Luego está Folkwine, que al principio prometía bastante pero que luego se le quita relevancia a medida que la trama avanza. Además, el triángulo amoroso entre estos la verdad es que no llega a mucho y al final es lo que menos me interesa en la serie.


Acerca del vestuario, las armaduras romanas es lo que más destacan, y los atuendos germanos como el que se pone Arminio cuando se casa con Thusnelda, el cual me parece bastante bonito y pega totalmente para un “reik” de los queruscos. En cuanto a las armaduras, me quedo sin duda con la de Varo, sobre todo por los detalles que tiene. Y hablando de detalles, me gusta la alusión que hacen del lobo, que es un símbolo de mal presagio para los germánicos ya que se asocia con el lobo Fenrir, que está relacionado al Ragnarök (Fin del Mundo); en contraposición a la cultura romana, en la que es visto como un símbolo de victoria en batalla, ya que está vinculado al dios de la guerra Marte.



En definitiva, la serie tiene muchas cosas que funcionan muy bien, y otras que, en mi opinión, podrían haberlas abordado desde otro punto de vista. Ojalá puedan mejorarlas en una segunda temporada, quien sabe. En todo caso, si veis la serie ya juzgaréis vosotros mismos y estaréis o no de acuerdo conmigo. Yo por mi parte me despido, y nos veremos en el siguiente post.


SR.PUERTA
110 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo