Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order (análisis).

Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order es un juego exclusivo de Nintendo Switch lanzado el pasado 19 de julio de este año. El juego está desarrollado por Team Ninja, creadores de títulos como Ninja Gaiden, Nioh y Dead or alive. A su vez también han desarrollado los exclusivos de Nintendo Hyrule Warriors y Fire Emblem Warriors.



Este juego es, como su nombre indica, la tercera entrega de una saga de videojuegos, centrada en el juego cooperativo, que comenzó sus andaduras en Octubre de 2006. Sin embargo, esta entrega contiene cambios sustanciales que hacen que no sea necesario en ningún caso haber jugado ninguna de sus dos entregas anteriores. En primer lugar, este título es uno de los muchos que hemos recibido estos últimos años muy marcados el UCM y su popularidad y, a su vez, nos aporta una experiencia mucho más comiquera y familiar que sus anteriores entregas.


Para empezar, la estética del juego se aleja infinitamente del aspecto más serio y adulto de sus anteriores entregas, y hay cambios tan notables como la incorporación del Nick Fury del universo Ultimate en lugar de las versiones clásicas que hubo en MUA y MUA2. Este Nick Fury se creó inspirándose en Samuel L. Jackson y, más tarde, sería él mismo el que lo interpretaría en el UCM. En el roster de personajes tenemos una estética directamente sacada de los cómics y sumamente fiel, además de plasmar a la perfección la personalidad de muchos de los personajes (escuchar y ver a Deadpool en acción es una auténtica delicia), aunque peca de aburrido en muchos de sus escenarios, como en Attilan o en la Dimensión Oscura.



A nivel jugable el título ofrece una experiencia simple (demasiado cuando llevas jugando un par de horas). Al igual que en anteriores entregas, cuentas con cuatro héroes seleccionables que podrás escoger de entre más de 35 personajes jugables. Cada uno de esos personajes tiene sus propias cuatro habilidades, además de un ataque fuerte, ataque débil, ataque en salto y un ultimate (se cargará mientras atacas y habrá que hacer los cuatro a la vez para intensificar su daño al máximo), y esas cuatro habilidades deberás combinarlas con las habilidades de tus compañeros dando lugar a diferentes efectos dependiendo de qué tipo sean las habilidades combinadas (un área de daño más grande, por ejemplo). A simple vista parece interesante, pero lo cierto es que ni siquiera el juego le da mucha importancia, ya que realmente no la tiene más allá de que combinar dos habilidades nos aportará más daño y la posibilidad de stunear a un enemigo (lo que hace que le inflijamos una mayor cantidad de daño mientras esté en ese estado). En el juego no hay nada que te diga exactamente qué te da cada una de las combinaciones, a parte de un par de consejos sueltos en las pantallas de carga, que tampoco intentan profundizar mucho más en el tema. El cooperativo, sea local u online, para jugar con amigos es el modo más disfrutable de este título, sin lugar a dudas.


Hablando de las habilidades, aunque visualmente muchas de ellas sean espectaculares, hay bastantes que se ven simples y vagas, que poco tienen que ver con el personaje. Además, se echa en falta más diversidad en estas o efectos secundarios; se echan en falta agarres, debuffs, dots, curaciones... Poca diferencia hay entre usar una habilidad u otra, a parte de que una haga más o menos daño y de que esta sea en área o no. Aun así, el juego es divertido, especialmente en sus primeras horas, ya que, según vas avanzando, la dificultad va incrementando. Esto no sería un problema si no fuera por que la CPU, que controla los otros tres personajes, es increíblemente mala el 95% de las veces y hay cantidad de enfrentamientos contra bosses que tendrás que repetir más de una vez por que la CPU no intenta esquivar la gran mayoría de los ataques que le lanzan, por lo que, al poco de iniciar el combate, te encuentras tú solo haciendo una ínfima cantidad de daño y esperando a reiniciarlo. Sin embargo, esta dificultad se agradece y mucho si en lugar de jugar solo juegas en modo cooperativo.


Por otro lado, la cantidad de personajes es un gran incentivo para jugar este título, teniendo 36 personajes jugables entre los que se encuentran todos los Vengadores que la gente conoce de las películas, gran parte de los X-Men (Wolverine, Psylocke, Nightcrawler…), personajes como Elsa Bloodstone o Ghost Rider, e incluso algunos villanos como Venom, Magneto, Loki y Thanos. Estos tres últimos, junto con Elektra, son desbloqueables a medida que avanzamos en una serie de misiones secundarias llamadas "Infinity Rifts", unas pruebas con condiciones especiales en las que visitamos las localizaciones del modo historia y derrotamos a los anteriores bosses con más nivel y algún que otro añadido para conseguir aspectos alternativos y materiales de mejora.



El resto de personajes los irás desbloqueando a lo largo de la historia y estarán al nivel en el que los necesites para poder usarlos directamente en cuanto los recibes. Los personajes tienen cada uno niveles independientes, lo que supone otro problema dado que, si llevas varias horas sin jugar algún personaje, lo tendrás a un nivel demasiado bajo y tendrás que volver hacia atrás y rehacer alguna misión de historia o hacer alguna Infinity Rift ya que, entre otras cosas, unos de los materiales de mejora que te dan son cubos de experiencia. Sin embargo, tener que parar para volver hacia atrás y subir a un personaje que aún no has usado rompe mucho el ritmo de la experiencia, lo que podría haberse solucionado estableciendo un nivel común para los personajes. Además, se ha confirmado que el juego irá agregando nuevos personajes y apartados de historia mediante DLC's de pago y gratuitos, siendo la primera inclusión gratuita la de Colosuss y Cyclops el próximo 30 de agosto.


Otras de las recompensas que recibirás al acabar las Infinity Rift serán trozos de "Iso-8", que usarás para mejorar aún más tu personaje (añadiendo más estadísticas, regeneración de vida, etc.) y que, junto al laboratorio de la alianza, son la forma de mejorar a nuestros personajes de forma general.


En definitiva, aunque Marvel Ultimate Alliance 3:The Black Order es un juego divertido, con combates espectaculares contra enemigos clásicos de Marvel, está opacado por su simplicidad y diseño. Aunque cumple su función, lo cierto es que hay multitud de juegos de Marvel que pueden ayudarnos a amenizar mejor la espera hasta el lanzamiento de Marvel Avengers, pero bueno, eso es tema de otro post...


6/10
17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo