• MAMANI

X-Men: Dark Phoenix (crítica y análisis sin y con spoilers).

CRÍTICA DE MBG1406 (SIN SPOILERS)


Entré al cine sabiendo que no vería una adaptación; que no vería a mi grupo favorito de las viñetas bien representado, que mi saga favorita de los cómics junto a Marvel's: La Era de los Prodigios no estaría representada en la película y que, aún peor, no vería a mi amada Kitty Pryde. Pese a que ver un filme sabiendo esto de antemano parece horrible, os aseguró que es mejor que ir con expectativas y darse con una pared inmensa de cemento.


La primera escena se atrevió a mostrar algo nuevo en la franquicia de Fox, nos puso un mundo que estaba agradecido y a los X-Men como héroes en vez de seres incomprendidos; por fin vi un mediano atisbo de un grupo superheroico que amo a más no poder y del que este "zorro" me ha privado en demasiadas ocasiones, a pesar de que esta parte dure unos 10 minutos. El resto del filme se define como mediocre, con un grupo del que de pronto desaparecen miembros, una OST que salva muchas escenas y unas batallas que, aunque logradas en su mayoría (todo excepto los rayos de Storm), carecen de sentido por culpa de un libreto que cumple y nada más.


El primer acto es algo ya visto, una versión de la horrorosa The Last Stand aunque mejorada gracias a ese lado cósmico y una muerte que, pese a mi sorpresa, no es horrible ni irrisoria como todos creíamos que sería. El segundo acto acelera, mete ritmillo y a una villana no bien lograda en esencia, pero funcional para la trama, lo cual propicia una escena de pelea decente. Eso sí, Fassbender y su Magneto llenan la pantalla y su escena con Jean mola, y nuestra Reina en el Norte no lo hace mal en su papel, aunque creo que a Fénix se le debía mostrar más destructivo.


El cierre me parece correcto para personajes tales como Magneto y Charles, los únicos miembros del elenco que se merecían terminar esta convulsa saga de una buena manera, y con Fénix hacen algo atrevido pero no malo.


En resumen, es mediocre; una peli de la década de los 2000 que hubiese estado bien en esa época y que ahora se iba a quedar corta, evidentemente. Aún así, me parece un milagro que, con todos los retrasos y las regrabaciones que ha sufrido el producto, salga algo que no es garrafal.


Mi nota es un 5.


 

CRÍTICA DE MAMANI (CON SPOILERS)

Tras haber escuchado infinidad de retrasos, problemas de producción y una larga cadena de infortunios, llega a nuestras manos “X-Men: Dark Phoenix”. La polémica cinta dirigida por el primerizo Simon Kinberg. ¿Es este final el adecuado para los mutantes de Fox? Vuelvo a señalar que esta reseña será con spoilers, así que... vamos allá.


“X-Men: Dark Phoenix” trata de volver a intentar adaptar de una mejor manera la saga de “Fénix Oscura”, cuya primera toma de contacto fue en “X-Men 3: La decisión final”. Como sabréis, esta última es muy repudiada por los fans al quitarle lo más importante a la historia del Fénix: la parte galáctica. ¿Esta última hace un mejor trabajo? Sí, pero se puede hacer bastante mejor, ya que sigue faltando gran parte del elemento cósmico, aunque he de decir que, para todos los problemas que ha tenido la película, ha salido mucho mejor de lo que pensaba y resultó una grata sorpresa, resultando en una película mediocre pero entretenida y con partes de acción bastante potentes.


El primer acto de la película se siente como un “remake” de “La decisión final”, con el flashback al pasado de Jean y de cómo Xavier la acoge en su “escuela para superdotados”, pero con el añadido de la misión espacial que tiene el supergrupo para salvar a unos astronautas, lo que provoca que Jean desate el Fénix (aunque ya lo desató en “Apocalipsis", dato que ignoran…).. Una cosa a resaltar para bien, es que Fox por fin hace ver a los X-Men como superhéroes, al tener ese reconocimiento por parte del mundo. Es refrescante verles de esta manera, pues ya tocaba, aunque eso rápidamente se desvanece conforme avanza la cinta (de forma justificada he de decir). A partir del segundo acto la película mejora, sobre todo en el tercero en la batalla final, que contiene secuencias de acción muy buenas donde los X-Men desatan su poder (esa escena donde Magneto comprime el vagón del tren con los alienígenas dentro, o cuando controla todas las armas, es brutal).


Esta escena en el tren es de lo más rescatable de la película.

En cuanto a los personajes, tenemos al Magneto de Fassbender, que sigue siendo genial aunque se le nota cansado de estar en esta franquicia y da la sensación de meterse en la trama con calzador, pero, lo dicho, sigue siendo genial. Otra de las cosas que, a mi gusto, es buena es la muerte de Mística. No es ninguna sorpresa, ya que el mismo director lo reveló y se intuye de forma muy obvia en el tráiler, además de que Jennifer Lawrence como Mística es un personaje muy odioso a mi gusto, que actúa como líder en batalla de los X-Men, quedando muy atrás los días en los que era una villana. Por supuesto, del lema de “Mutante y orgullosa” nos olvidamos, ya que el personaje no para de estar en su forma humana, pues Jennifer Lawrence es Jennifer Lawrence. Se echan de menos los días de Rebecca Romijn como Mística. En cuanto al resto de personajes, quitando a Bestia, cuya actitud en la película es bastante detestable, y a la desaprovechadísima Jessica Chastain, cuyo personaje es muy olvidable, son bastante correctos, resaltando a Sophie Turner como Jean Grey, donde en muchas escenas logra infundir temor, sobre todo en la escena en la que humilla en segundos a Magneto.


Buen trabajo por parte de Sophie Turner.

Lo mejor de la película, sin lugar a dudas, es el soundtrack, pues ha conseguido que muchas escenas sean mucho mejor de lo que son realmente, y es que tenemos al grandísimo Hans Zimmer volviendo al género de superhéroes con esta pedazo de OST.


La película es aceptable, sin más; no tiene nada más allá del soundtrack que destaque, y ese es el principal problema, que para ser la despedida para los mutantes de Fox es una película pasable sin más. Es un producto que puede resultar entretenido, con una historia que te mantiene medianamente atento hasta llegar a la batalla final. Es un final muy irregular para los mutantes, y me da la sensación que “X-Men: Días del futuro pasado” funciona como mejor final para la franquicia de los mismos. Pese a todos los problemas, tanto de producción como los que ya venía arrastrando la franquicia (incoherencias temporales, Mística, los trajes,etc...), es un aprobado raspado. Para pasar el rato.


5,5/10


¡Nos vemos en Marvel Studios, mis mutantes!

57 visualizaciones0 comentarios