The Legend Of Zelda: Skyward Sword (análisis con spoilers).



Skyward Sword, relata los primeros acontecimientos de la saga, lo cual, lo coloca el primero en el eje cronológico.


Relata las aventuras de Link, pero esta vez en el cielo. Tendrá que surcarlo a lomos de su pelícaro, pero antes aparece Malton, quien será el rival de Link. Éste secuestra a su pelícaro para que no participe en la carrera y, así, no poder ganar el manto de Zelda, lo que será el paracaídas que más tarde usará en la aventura. Link consigue una espada de acero para ir a por su pelícaro, y una vez conseguido dicho objeto, por la noche, se le aparecerá a Link un espíritu, el cual le va a guiar hasta la estatua de la Diosa, debiendo atravesar: bosque, volcán y desierto. Todo esto para encontrarse con Zelda, que es la reencarnación de la Diosa Hylia, pero no sin antes pasar por cientos de pruebas para saber que es el elegido de la espada maestra y de la ansiada trifuerza que nadie ha logrado conseguir, hasta ahora.


Nada más empezar la aventura, y más tarde lo que sería la primera versión de la Espada Maestra en el templo de la Diosa Hylia, la espada contiene un espíritu llamada Fay. Como bien dije, es la primera versión, lo cual hará que tenga que conseguir tres llamas sagradas para alcanzar el máximo potencial de dicha espada. Para conseguir las llamas, deberá pasar unos juicios del espíritu, y una vez pasados deberá viajar a las tres regiones y pasar uno por cada, lo cual pondrá su valor como héroe a prueba. Una vez pasados, obtendrá unos objetos que le ayudarán a seguir con su periplo, dichos objetos son: una escama de dragón, lo cual le permite respirar bajo el agua; unos ganchos, que le ayudarán a llegar a sitios que antes no podía; y, finalmente, unos pendientes ignífugos, que le ayudarán a soportar altas temperaturas.


Ya conseguida la Espada Maestra, Link deberá viajar al pasado, donde se encuentra Zelda y le revela que ella es la reencarnación de la Diosa Hylia, así como que deberán parar los pies al Durmiente (el Heraldo).


Una vez conseguidas dichas llamas, tendrá que ir a por los dragones sagrados de cada región. En el bosque le esperará una prueba de agua, donde deberá conseguir las notas musicales transformadas en peces; en el volcán le tocará escapar sigilosamente de los enemigos, que le han quitado todos sus objetos; y, finalmente, el desierto, donde deberá conseguir un fruto mágico que ayudará a dicho dragón de la región.


Ya conseguido todo el cántico de la Diosa, deberá adentrarse en el cúmulo de nubes que, previamente, abrió para llegar al lugar que le indicaría dónde se encuentran los portales del juicio del espíritu, y deberá enfrentarse a un monstruo que ha poseído a Narisha. Ya derrotado, dicha ballena terminará de enseñar el cántico a Link.


Tras conseguir finalmente dicho cántico, deberá volver a Altaria, donde deberá pasar por un 4º juicio del espíritu y conseguir lo que será la llave (que es el ojo de una estatua) para abrir el último templo y, así, conseguir la Trifuerza y pedir un deseo, el cual será erradicar al Durmiente.


Ya obtenida la Trifuerza , el templo (que es la estatua de la Diosa) vuelve a su lugar de origen, en el Bosque de Farone, que casualmente encaja donde aparece el Durmiente.

Una vez erradicado, Grahim hará su entrada en escena para raptar a Zelda y llevársela al pasado para invocar al Durmiente y que este absorba el poder de esta.


Finalmente, Link conseguirá todo lo necesario para enfrentarse al Heraldo de la Muerte, el enemigo mortal de la Diosa Hylia. Antes de la pelea final, deberemos enfrentarnos a Grahim por tercera vez en el juego, pero esta vez sacará todas sus fuerzas para pararnos. Una vez vencido, la transformación final del Heraldo será definitiva, y usará a Grahim como la Espada Maestra Oscura, ya que Fay es el espíritu de la Espada Maestra y Grahim el otro espíritu, y el Heraldo retará a Link en un lugar totalmente apartado. Link peleará con todas sus fuerzas y, finalmente, conseguirá vencerlo y sellarlo en la Espada Maestra, que repele el mal.

El Heraldo, maldecirá a Link y a todos sus descendientes con una pelea eterna con el mal. Esto viene a decir que, los descendientes de Link, serán los portadores de la Trifuerza del Valor; los descendientes de Zelda, los portadores de la Trifuerza de la Sabiduría; y los descendientes del Heraldo, que esta vez va a ser Ganondorf, la Trifuerza del Poder.


 

Opinión propia sobre el juego.


Este juego me lo he llegado a pasar 4 veces en total, modo héroe incluido, de los cuales una vez en dicho modo me lo pasé sin el escudo. A mi parecer, es uno de los mejores juegos de toda la saga. Tiene muchas cosas buenas, aunque algunas malas, como lo de la escama de la dragona del agua, que solo te permite aguantar x tiempo en el agua. Deberían haberlo hecho como en otros juegos, un traje zora o parecido.


Por lo demás, está bastante bien. Me gustó que innovasen con el wiimotion plus del mando de la Wii, que lo pudieses usar a modo de “espada”, aunque a veces es algo incómodo porque cada 2x3 tienes que calibrarlo.


A este juego le doy un 9/10, sin duda alguna, ya que ha marcado un antes y un después en la Saga de Zelda.


 


Grahim, Malton y el Heraldo, respectivamente.

 

Curiosidades sobre The Legend of Zelda: Skyward Sword.


-Si escuchas el tema del juego, pero al revés, sonará la Nana de Zelda.

-Es el juego de la saga con más jefes cíclopes.

-El Director de la Escuela tiene un semejante parecido con Rauru, uno de los Sabios del Ocarina of Time.

-Se podría decir que aparece el primer Gerudo. Si bien sabemos, los Gerudo tienen el pelo rojo los ojos amarillos, por lo tanto con Malton, que tiene esos rasgos, se podría dar a entender eso.

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo