top of page

The Legend of Zelda: Ocarina of Time (análisis con spoilers).

The Legend of Zelda: Ocarina of Time se sitúa justo después de Minish Cap. A partir de aquí, podemos dividir la cronología en tres etapas: la línea del héroe perdedor, la de Link niño y la de Link adulto.


Nada más empezar el juego, se nos presenta quien será nuestra compañera durante toda la aventura, “Navi el hada”. Tras esto, nos avisará de que el “Gran Árbol Deku” está en peligro y tenemos que ir a ayudarle. Al salir de la casa donde vivimos nos topamos con “Saria”, una gran amiga que tenemos en el ‘Bosque Kokiri’ y que nos será de gran ayuda en el futuro. Seguidamente, deberemos obtener una espada y un escudo para poder proseguir nuestra aventura.


Una vez conseguido dichos objetos, nos dirigiremos al Árbol Deku y nos pedirá que le ayudemos a liberarle del mal que hay en su interior. Dicho esto, tendremos que pasarnos la mazmorra, pero no sin antes conseguir el tirachinas que nos servirá para derrotar al parásito que asolaba al Árbol Deku. Tras derrotar al monstruo, nos teletransportarnos fuera, donde el Árbol Deku nos entregará la Esmeralda Kokiri y nos dirá que tendremos que ir a ver a la princesa Zelda, que se encuentra en el Castillo de Hyrule. Seguidamente, el Árbol morirá y aparecereremos directamente en el Bosque Kokiri.



Una vez ya fuera del bosque, nos encontraremos de nuevo con Saria, la cual nos dará la Ocarina de las Hadas. A continuación, nada más salir, nos toparemos con un búho que nos dará información a lo largo de la aventura. Ya una en la ‘Llanura de Hyrule’, tendremos que ir a la ciudadela de Hyrule y así ir a ver a la Princesa Zelda. Tras superar a los guardias sigilosamente, nos toparemos con dicha princesa, que aguardaba nuestra llegada. Al verla, nos dirá que miremos por la ventana, donde se encuentra “Ganondorf, Rey de las Gerudo”, quien ha jurado lealtad al Rey de Hyrule.




Una vez hablemos con Zelda, nos dirá que debemos conseguir las otras dos piedras espirituales, con lo cual nos entregará una carta para poder acceder a la ‘Montaña de la Muerte’. Acto seguido, su cuidadora, llamada “Impa”, nos enseñará la Nana de Zelda con la ocarina. Dicha canción nos ayudará en la aventura.


Dicho esto, deberemos dirigirnos a “Kakariko”, y de ahí subir por el sendero de la Montaña de la Muerte hasta acabar en la “Ciudadela de los Goron”. Una vez dentro habrá que ir a hablar con ‘Darunia’, el jefe de los Goron, pero no querrá hablar con nosotros a menos que no le toquemos una melodía en especial (la cual habrá que obtenerla en los “Bosques Perdidos”, que nos la enseñará Saria).


Una vez le tocamos la canción a Darunia, este nos dará el Brazalete Goron, que nos permitirá poder agarrar las flores bomba y así adentrarnos en la “Cueva Dodongo” para librar a los Goron de los monstruos que hay ahí.




Tras acceder a dicha cueva, y obtener el saco de bombas, deberemos derrotar al jefe para que así los Goron puedan volver a comer piedras de la cueva.


Ya fuera, aparecerá Darunia, quien nos entregará el Rubí Goron, con lo que dicho ser nos considerará un hermano de sangre al igual que el rey de Hyrule. Tras esto, nos recomendará que vayamos a visitar a la ‘Gran Hada’ que se encuentra en la cima de la montaña (la cual nos dará la primera barra de magia, aquí lo aconsejable es que consigamos el Escudo Hyliano, el cual se puede obtener gratis en el “cementerio de Kakariko” o comprándolo).



Al ya tener dos de las tres piedras espirituales, solo nos quedará ir a la “región de los Zora”, donde el rey nos dirá que su hija ‘Ruto’ ha desaparecido. Deberemos obtener una escama para poder bucear y así conseguir una botella donde hay un papel con algo escrito por Zora, que se encuentra en la tripa de ‘Jabu-Jabu’. Tras esto, el rey nos pedirá que vayamos a rescatarla.


Una vez dentro de la ballena, deberemos escoltar a Ruto y conseguir el boomerang, el cual es el objeto de esta mazmorra. Tras ayudarla a obtener el Zafiro Zora, nos dirá que ese gesto de entrega hace que se comprometan para casarse en un futuro.




Ahora que hemos obtenido las 3 piedras, deberemos dirigirnos al Castillo de Hyrule para hablar con la Princesa Zelda. Nada más llegar al puente levadizo de la ciudadela, todo se volverá oscuro y aparecerán Impa y Zelda (esta te lanza la Ocarina del Tiempo al foso de la ciudadela) huyendo de ‘Ganondorf’, quien nos atacará por no revelar a dónde fueron las otras dos. Una vez que dicho ser se va, tendremos que ir al foso y conseguir la Ocarina. Se nos parecerá Zelda en una visión para enseñarnos la Canción del Tiempo para que la toquemos delante del altar del “Templo del Tiempo”.




A continuación, deberemos entrar en la ciudadela y de ahí ir al Templo, donde encontraremos un altar para poner las tres piedras espirituales que hemos obtenido y donde tendremos que tocar la melodía que nos enseñó Zelda.



Tras haber hecho lo anterior, se nos abrirá una puerta donde está la legendaria Espada Maestra, la cual deberemos sacar del pedestal, lo cual abrirá la puerta al Reino sagrado y Ganondorf podrá acceder y así hacerse con la Trifuerza del Poder.



Al sacar la Espada Maestra, apareceremos en un sitio nuevo, y es el “Reino Sagrago”, donde nos estará esperando ‘Rauru, Sabio de la Luz’, quien nos dirá que hemos crecido 7 años en el tiempo para así poder manejar dicha espada. Este también nos entregará el Medallón de la Luz y nos dirá que deberemos ayudar a los demás sabios que se encuentran en diferentes templos y así liberarlos para poder derrotar a Ganondorf.




Cuando haya terminado de decirnos eso, estaremos de regreso en el Templo del Tiempo, donde nos estará esperando ‘Sheik’, de la tribu Sheikah. Este nos dirá cuáles son los cinco templos que nos aguardan, y que el primero es el del Bosque. Acto seguido, deberemos dirigirnos a Kakariko, donde iremos al cementerio, donde se haya la tumba de “Dampé”, el sepulturero, cuyo espíritu nos dará su gancho tras ganarle en una carrera.


Dicho esto, tendremos que ir al Bosque Kokiri, donde deberemos dirigirnos al Bosque Perdido y de ahí al “Templo del Bosque”, donde Sheik nos estará esperando para enseñarnos el Minueto del Bosque, para que podamos volver siempre que queramos.



Una vez dentro del templo, habrá que derrotar a los fantasmas que lo acechan, pero no sin ayuda del arco, cuyo objeto nos servirá de ayuda contra el jefe de dicho sitio. Cabe destacar que el jefe de esta mazmorra es el fantasma de Ganondorf, lo cual nos hará un pequeño guiño a cómo será la batalla final del juego, devolviéndole proyectiles y agarrándolo con el gancho para pegarle. Una vez pasado, iremos de nuevo a la sala de los sabios, donde se encontrará Saria, quien nos dará el Medallón del Bosque.