The Legend of Zelda: Ocarina of Time (análisis con spoilers).

The Legend of Zelda: Ocarina of Time se sitúa justo después de Minish Cap. A partir de aquí, podemos dividir la cronología en tres etapas: la línea del héroe perdedor, la de Link niño y la de Link adulto.


Nada más empezar el juego, se nos presenta quien será nuestra compañera durante toda la aventura, “Navi el hada”. Tras esto, nos avisará de que el “Gran Árbol Deku” está en peligro y tenemos que ir a ayudarle. Al salir de la casa donde vivimos nos topamos con “Saria”, una gran amiga que tenemos en el ‘Bosque Kokiri’ y que nos será de gran ayuda en el futuro. Seguidamente, deberemos obtener una espada y un escudo para poder proseguir nuestra aventura.


Una vez conseguido dichos objetos, nos dirigiremos al Árbol Deku y nos pedirá que le ayudemos a liberarle del mal que hay en su interior. Dicho esto, tendremos que pasarnos la mazmorra, pero no sin antes conseguir el tirachinas que nos servirá para derrotar al parásito que asolaba al Árbol Deku. Tras derrotar al monstruo, nos teletransportarnos fuera, donde el Árbol Deku nos entregará la Esmeralda Kokiri y nos dirá que tendremos que ir a ver a la princesa Zelda, que se encuentra en el Castillo de Hyrule. Seguidamente, el Árbol morirá y aparecereremos directamente en el Bosque Kokiri.



Una vez ya fuera del bosque, nos encontraremos de nuevo con Saria, la cual nos dará la Ocarina de las Hadas. A continuación, nada más salir, nos toparemos con un búho que nos dará información a lo largo de la aventura. Ya una en la ‘Llanura de Hyrule’, tendremos que ir a la ciudadela de Hyrule y así ir a ver a la Princesa Zelda. Tras superar a los guardias sigilosamente, nos toparemos con dicha princesa, que aguardaba nuestra llegada. Al verla, nos dirá que miremos por la ventana, donde se encuentra “Ganondorf, Rey de las Gerudo”, quien ha jurado lealtad al Rey de Hyrule.




Una vez hablemos con Zelda, nos dirá que debemos conseguir las otras dos piedras espirituales, con lo cual nos entregará una carta para poder acceder a la ‘Montaña de la Muerte’. Acto seguido, su cuidadora, llamada “Impa”, nos enseñará la Nana de Zelda con la ocarina. Dicha canción nos ayudará en la aventura.


Dicho esto, deberemos dirigirnos a “Kakariko”, y de ahí subir por el sendero de la Montaña de la Muerte hasta acabar en la “Ciudadela de los Goron”. Una vez dentro habrá que ir a hablar con ‘Darunia’, el jefe de los Goron, pero no querrá hablar con nosotros a menos que no le toquemos una melodía en especial (la cual habrá que obtenerla en los “Bosques Perdidos”, que nos la enseñará Saria).


Una vez le tocamos la canción a Darunia, este nos dará el Brazalete Goron, que nos permitirá poder agarrar las flores bomba y así adentrarnos en la “Cueva Dodongo” para librar a los Goron de los monstruos que hay ahí.




Tras acceder a dicha cueva, y obtener el saco de bombas, deberemos derrotar al jefe para que así los Goron puedan volver a comer piedras de la cueva.


Ya fuera, aparecerá Darunia, quien nos entregará el Rubí Goron, con lo que dicho ser nos considerará un hermano de sangre al igual que el rey de Hyrule. Tras esto, nos recomendará que vayamos a visitar a la ‘Gran Hada’ que se encuentra en la cima de la montaña (la cual nos dará la primera barra de magia, aquí lo aconsejable es que consigamos el Escudo Hyliano, el cual se puede obtener gratis en el “cementerio de Kakariko” o comprándolo).



Al ya tener dos de las tres piedras espirituales, solo nos quedará ir a la “región de los Zora”, donde el rey nos dirá que su hija ‘Ruto’ ha desaparecido. Deberemos obtener una escama para poder bucear y así conseguir una botella donde hay un papel con algo escrito por Zora, que se encuentra en la tripa de ‘Jabu-Jabu’. Tras esto, el rey nos pedirá que vayamos a rescatarla.


Una vez dentro de la ballena, deberemos escoltar a Ruto y conseguir el boomerang, el cual es el objeto de esta mazmorra. Tras ayudarla a obtener el Zafiro Zora, nos dirá que ese gesto de entrega hace que se comprometan para casarse en un futuro.




Ahora que hemos obtenido las 3 piedras, deberemos dirigirnos al Castillo de Hyrule para hablar con la Princesa Zelda. Nada más llegar al puente levadizo de la ciudadela, todo se volverá oscuro y aparecerán Impa y Zelda (esta te lanza la Ocarina del Tiempo al foso de la ciudadela) huyendo de ‘Ganondorf’, quien nos atacará por no revelar a dónde fueron las otras dos. Una vez que dicho ser se va, tendremos que ir al foso y conseguir la Ocarina. Se nos parecerá Zelda en una visión para enseñarnos la Canción del Tiempo para que la toquemos delante del altar del “Templo del Tiempo”.




A continuación, deberemos entrar en la ciudadela y de ahí ir al Templo, donde encontraremos un altar para poner las tres piedras espirituales que hemos obtenido y donde tendremos que tocar la melodía que nos enseñó Zelda.



Tras haber hecho lo anterior, se nos abrirá una puerta donde está la legendaria Espada Maestra, la cual deberemos sacar del pedestal, lo cual abrirá la puerta al Reino sagrado y Ganondorf podrá acceder y así hacerse con la Trifuerza del Poder.



Al sacar la Espada Maestra, apareceremos en un sitio nuevo, y es el “Reino Sagrago”, donde nos estará esperando ‘Rauru, Sabio de la Luz’, quien nos dirá que hemos crecido 7 años en el tiempo para así poder manejar dicha espada. Este también nos entregará el Medallón de la Luz y nos dirá que deberemos ayudar a los demás sabios que se encuentran en diferentes templos y así liberarlos para poder derrotar a Ganondorf.




Cuando haya terminado de decirnos eso, estaremos de regreso en el Templo del Tiempo, donde nos estará esperando ‘Sheik’, de la tribu Sheikah. Este nos dirá cuáles son los cinco templos que nos aguardan, y que el primero es el del Bosque. Acto seguido, deberemos dirigirnos a Kakariko, donde iremos al cementerio, donde se haya la tumba de “Dampé”, el sepulturero, cuyo espíritu nos dará su gancho tras ganarle en una carrera.


Dicho esto, tendremos que ir al Bosque Kokiri, donde deberemos dirigirnos al Bosque Perdido y de ahí al “Templo del Bosque”, donde Sheik nos estará esperando para enseñarnos el Minueto del Bosque, para que podamos volver siempre que queramos.



Una vez dentro del templo, habrá que derrotar a los fantasmas que lo acechan, pero no sin ayuda del arco, cuyo objeto nos servirá de ayuda contra el jefe de dicho sitio. Cabe destacar que el jefe de esta mazmorra es el fantasma de Ganondorf, lo cual nos hará un pequeño guiño a cómo será la batalla final del juego, devolviéndole proyectiles y agarrándolo con el gancho para pegarle. Una vez pasado, iremos de nuevo a la sala de los sabios, donde se encontrará Saria, quien nos dará el Medallón del Bosque.



Tras conseguir el Medallón del Bosque, deberemos ir al “Templo del Volcán”, para obtener el Sayo Goron y así poder resistir el calor de dicho sitio. Acto seguido, Sheik nos enseñará el Bolero de Fuego para poder acceder cuando queramos.


Ya en el templo, nos toparemos con ‘Darunia’, quien nos pedirá que ayudemos a liberar a los demás goron que han sido capturados mientras que él irá a derrotar a ‘Volvagia’. Tendremos que pasarnos la mazmorra y conseguir el Martillo Megatón para derrotar al jefe final de esta. Seguidamente, Darunia nos dará el Medallón del Fuego al igual que Saria.



A continuación, tendremos que dirigirnos a la “región de los Zora”, que se ha congelado totalmente. Veremos que el Rey Zora también ha sido congelado, pero con un hielo rojo. Tras ver esto, deberemos de dirigirnos a donde se encontraba Jabu-Jabu y seguir las plataformas para así llegar a la “Caverna de Hielo”, donde podremos obtener el fuego azul y poder derretir el hielo rojo, con lo cual también nos ayudará a obtener las botas de hierro, objeto que nos permitirá hundirnos en el agua.


Una vez ya hemos descongelado al Rey Zora, este nos dará el Sayo Zora, para así poder acceder al “Templo del agua” sin ahogarnos.




Para poder llegar al templo, antes tendremos que tocar la Serenata del Agua que previamente nos enseñó Sheik y apareceremos en el “Lago de Hylia”. Acto seguido tendremos que adentrarnos en la parte profunda con las botas de hierro para alcanzar el fondo y usar el gancho para poder abrir la puerta.


Ya dentro del Templo del Agua, deberemos ir subiendo y bajando los niveles de agua para así poder seguir avanzando en dicho lugar. Es en este templo donde aparece ‘Dark Link’ por primera vez en toda la saga, con el cual habrá que pelear. Una vez obtenido el objeto de la mazmorra, tendremos que derrotar al jefe que lo asola.



Dicho esto, volveremos a aparecer en la Sala de los Sabios, donde ‘Ruto’ nos obsequiará con el Medallón del Agua.


Al completar el Templo del Agua, habrá que dirigirse a Kakariko, cuyo sitio está ardiendo a causa de una sombra que ha escapado del pozo de dicho sitio. Al hablar con Sheik, este nos enseñará el Nocturno de las Sombras, para acceder al “Templo de las Sombras”, pero no sin antes aprender la Canción de las Tormentas para volver siendo Link niño, tocar la melodía, hacer que desaparezca el agua del pozo, adentrarse en él, y obtener la Lupa de la Verdad, que nos ayudará en el templo que viene a continuación.



Ya una vez en el Templo de las Sombras, tendremos que echar mano de la Lupa de la Verdad para así poder ver las paredes ocultas y atravesarlas. Una vez obtenidas las Botas Voladoras, podremos dirigirnos a por el jefe para que así poder liberar a ‘Impa’ y que nos entregue el Medallón de las Sombras.



A continuación, habrá que dirigirse al “Valle Gerudo”, donde nos toparemos con el jefe de los carpinteros, y este nos dirá que rescatemos a sus albañiles que han sido capturado por las Gerudo. Tras saber esto, iremos a la “Fortaleza Gerudo” para que nos capturen y así poder infiltrarnos y rescatar a los albañiles. Una vez rescatados, una de las mandamases nos dará un permiso para poder ir al desierto.


Ya en el desierto, habrá que seguir a un fantasma que nos guiará hasta el “Coloso del Desierto”, en cuyo interior se haya el “Templo del Desierto”, donde Sheik nos enseñará la última canción, el Réquiem del Espíritu. Tras aprender la melodía, habrá que volver al Templo del Tiempo para dejar la Espada Maestra y así dirigirse al Coloso del Desierto siendo niño. Al entrar en el Templo del Desierto, nos toparemos con ‘Nabooru’, líder de las Gerudo, quien nos pedirá que consigamos los Guantes de Plata para dárselos. Ya obtenidos dichos guantes, veremos cómo las ‘Hermanas Birova’ abducen a Nabooru y se la llevan.



Al haber observado dicha escena, habrá que volver al Templo del Tiempo para ser un adulto de nuevo y así poder salvar a la Gerudo. Ya dentro del Templo del Desierto conseguiremos el Escudo Espejo, que nos ayudará a derrotar a las ‘Hermanas Birova’ devolviéndole sus ataques.


Dicho esto, apareceremos por última vez en la “Sala de los Sabios”, donde Nabooru nos esperará para darnos el Medallón del Espíritu.



Seguidamente, ya reunidos los seis sabios, nos dirán que deberemos ir al Templo del Tiempo de nuevo, donde Sheik nos estará esperando para revelarnos algo, y es que él es la Princesa Zelda, que se hizo pasar por un Sheikah para que así Ganondorf no pudiese encontrarla. Acto seguido nos obsequiará con las Flechas de Luz para derrotar a dicho monstruo.




Al saber esto, Ganondorf la encerrará en un cristal, y este nos dirá que nos esperará en el Castillo de Hyrule (ahora conocido como “Castillo de Ganon”). Iremos a dicho sitio para rescatar a los sabios que se hayan en su interior y liberarlos definitivamente.


Al hacer esto, tendremos acceso a la sala donde se encuentra Ganondorf, donde este nos dirá que nos estuvo esperando durante 7 años para poder hacerse con la Trifuerza completa, ya que él posee la del Poder, Zelda la de la Sabiduría y, finalmente, Link la del Valor.



Seguidamente tendremos que enfrentarnos a dicho ser malvado y, tras derrotarlo, el castillo se empezará a derrumbar, con lo cual tendremos que huir escoltando a Zelda para que esta nos pueda abrir las puertas. Una vez abajo, Ganondorf se convertirá en ‘Ganon’, gracias a la Trifuerza del Poder. Este nos tirará la Espada Maestra, con lo cual le haremos frente golpeando su cola con las Flechas de Luz que anteriormente nos dio Zelda y nos sirvieron para derrotarle dentro del castillo.



Tras dejarle inconsciente, le asestaremos el golpe de gracia con nuestra espada que, previamente, podremos recoger gracias a que Zelda y los sabios ayudaron a detener a Ganon. Al asestarle dicho golpe, este quedará sellado de nuevo, con lo que nos maldecirá y podremos devolver la Ocarina a Zelda para que esta nos devuelva a nuestra niñez y no pasemos por todo lo anterior, cerrando así la etapa del que llamarán “Héroe del tiempo”.




Dicho esto, apareceremos por última vez en el Templo del Tiempo, donde dejaremos la Espada Maestra en el pedestal para que así descanse y aguarde al próximo elegido. Al hacer esto, Navi se despedirá de nosotros, ya que su misión fue guiarnos en nuestro periplo para salvar Hyrule, y no volveremos a verla nunca más, con lo que finalizará el juego.


 

OPINIÓN PROPIA SOBRE EL JUEGO


Ocarina Of Time es considerado de los mejores juegos de la historia, ya que se introdujo uno de los primeros mundos abiertos e impactó el poder viajar en una montura como es ‘Epona’, con lo que marcó un antes y un después en la historia de los videojuegos.


A mí, personalmente, es un juego que pienso que hay que jugarlo al menos una vez en la vida. La banda sonora es de las mejores, y las canciones que se tocan con la ocarina igual. Lo puntúo con un 8/10, dejando cosas que se podrían haber mejorado, como es el tema lineal de las mazmorras, aunque eso pasa en todos menos el Breath of The Wild, del cual hablaré en un futuro.

66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo