• DANTE

The haunting of Hill House (crítica y análisis sin spoilers).



Saludos, cachorros. Hoy voy a cambiar mi costumbre de hablar sobre música y de hacer spoilers, pues vengo a hablaros de esta serie de Netflix que, aunque tiene ya casi un año, hay prevista una segunda temporada y no estaría de más el revisar antes la primera, de 10 capítulos, que no dejará a nadie indiferente. Antes de empezar, avisaros de que (aunque haré hincapié en ello a lo largo del post) esta serie es de terror. Comencemos.



The Haunting (o The haunting of Hill house) es una serie de terror creada por Mike Flanagan, basada en una novela de Shirley Jackson de 1959 con el mismo nombre. Creada para Netflix, podemos disfrutar de esta obra que narra las historias de cinco hermanos, de mayor a menor: Steven, Shirley, Theo y los gemelos Luke y Nell, los cuales fueron criados por sus padres (Hugh y Olivia) en la espeluznante mansión Hill house. Los niños viven la historia de la muerte de su madre a muy temprana edad y, además, cada uno de los ellos sufre de algún encuentro paranormal a lo largo de su historia, que explica el desarrollo de sus vidas adultas.


Dejando a un lado la sinopsis de la serie, la estructura narrativa presenta la singularidad de no estar contada en una línea cronológica fija, sino que va saltando a lo largo de la historia intercalando escenas de la infancia y madurez de los niños, cada una con una historia relevante que no se subordina a la otra, de tal modo que ambas líneas resultan paralelamente principales. Esta estructura, resulta confusa pero entretenida, pues mantiene la atención del espectador para que él llegue a discernir entre los eventos de niñez y madurez a la par que va dejando algunos detalles sin relevar que se terminarán explicando al final de la serie.


En lo referente a la ambientación, dado que es una historia de terror, está teñido con un tono lúgubre y oscuro, el cual favorece el clima de suspense. Los juegos de luces, la música y los movimientos de cámara terminan de generar ese estado de tensión que se busca en el espectador. Es del mismo modo reseñable la necesidad de estar atentos a los planos secundarios, pues en multitud de escenas se pueden ver fantasmas o entes por detrás de los personajes principales que harán las delicias de los amantes del terror psicológico.


Como conclusión y opinión personal, puedo decir que resulta una serie diferente a lo normal, que no explota los típicos sustos scream y con una historia que termina enganchándote.


9,5/10


Hasta la próxima, cachorros.

32 visualizaciones0 comentarios