• MBG1406

Spider-Man: Far From Home (doble crítica y análisis con spoilers).

CRÍTICA DE MBG1406

Llega una nueva película del trepamuros y la misma gente sigue llorando por las redes porque el Spider-Man de Holland decide evolucionar de una manera increíble en vez de aprenderlo todo de la noche a la mañana; porque decide pensar en vez de abrirse paso a puños mientras llora. Far from Home es una aventura juvenil (lo debe ser porque va de un chico de 16 años) que parece una adaptación de lo más fiel a las historias de Lee y Ditko, sobre el Peter Paker adolescente y que aprende de cada fallo a la vez que madura y evoluciona, y de qué manera lo hace.


El mayor trabajo que hace FFH es el de cerrar un círculo que lleva abierto desde 2008, que comenzó con Iron-Man, para finalizar la Saga del Infinito, de la cual funciona como epílogo y explica cómo el mundo ha reaccionado a el Chasquido de Hulk en Endgame y a la muerte de Stark. Realmente, aunque explicado de forma cómica, te pone en situación tras los sucesos de Endgame y sabes localizar todo cronológicamente, más o menos.


En el filme destaca, sobre todo, el reparto; un gran Holland, el Spider-Man definitivo y más fiel a los cómics, que sobresale frente al resto del reparto por su interpretación y el aprendizaje que recoge durante estas 2hs y 10 mins de película. Vemos a un Peter confiado de todos y desesperado porque ve que todo le sobrepasa, porque no confía en sí mismo y sabe que es un niño superado y presionado por querer y no poder ser el nuevo Iron-Man, en quien la gente se apoyará y en quien confiará el mundo. Peter, al igual que los verdaderos fans del personaje, sabe que no puede ser el nuevo Tony porque está destinado a otras cosas, posiblemente más grandes, y a ser alguien distinto encontrando su propia identidad super-heroica. Esto último se puede ver muy bien durante el largometraje, el distanciamiento del mentor y la independencia aparecen en el personaje hasta que supo labrar lo que es el principio de El Espectacular Spider-Man. La película describe bastante bien el sentimiento del deber tan característico que siente Parker a lo largo de sus historias, ese "quiero y no puedo" entre la responsabilidad y el ocio.


El otro gran protagonista, Quentin Beck, me ha parecido casi perfecto y que funcionaba como un tiro, aunque es verdad que su motivación no cala tanto como la de Vulture (Buitre). Mysterio es un capullo y un espectáculo visual, tiene la mejor pelea en una película individual de Spidey y es el villano que más ha podido fastidiar en estas 7 películas que ya hemos tenido sobre el trepamuros. Hacer un montaje en el que sale Spider-Man como villano y enviárselo al Buggle es una cosa, pero revelar la identidad de este héroe puede ser lo peor que le ha pasado al personaje desde que este mismo la revela en los cómics de Civil War (aunque esto genere mis dudas, prefiero confiar en Feige). El espectáculo visual se sube a la espalda de “el maestro de las ilusiones”, y con unas frases sobre la crítica de la era de la desinformación que estamos viviendo, me ha encantado, ya que soy un chico que suele estar en las redes y reivindica este tipo de malas prácticas.


Finalmente, querría hablar de los puntos negativos de la película (para que cierto youtuber "deceíta", aunque dudo que me lea, no llore por twitter de nuevo al ver que una película de Spider-Man que no es de Raimi triunfa). El primero de estos es el humor, el cuál en ocasiones me parece excesivo y me da a pensar que los profesores del Instituto Midtown tienen alguna clase de deficiencia mental. A parte de esto, me parece inverosímil que, además de mofarse del único que es capaz de decir que algo anda mal, ninguno más se cuestione estas mejoras en el plan de viaje.


Resumiendo, la película me ha gustado bastante como aventura individual de Spidey y epílogo de la Saga del Infinito, y parece que este Holland, por la evolución que está teniendo su personaje, va a ser el mejor trepamuros en live-action que tendremos. Excepto el humor estúpido y forzado en varias ocasiones, lo demás me ha encantado y quedé bastante satisfecho con lo visto en el cine. Por cierto, ambas post-créditos son brutales.


NOTA: 8,5/10


 

CRÍTICA DE MAMANI


Habiendo pasado ya unos cuantos días, toca hablar con spoilers de este peliculón, ¿no?


Ay, Marvel Studios, parece que fue ayer cuando estrenasteis esa Iron Man en el 2008... 11 años, poco más de una década de historias que, habiendo pasado el “cierre” de Vengadores: Endgame, toca finalizar con este maravilloso epílogo. Como os avancé en la reseña previa, es un gran cierre para la Saga del Infinito pero, ante todo, es una historia de Spider-Man, de Peter Parker; el siguiente paso en su maduración en su carta de presentación. Salimos de Homecoming con un Peter que prefirió ser ese amigable vecino Spider-Man, actuando como héroe del barrio, rechazando la oferta de ser un Vengador. Tras haber pasado la experiencia traumática de morir en Infinity War y volver a la acción contra Thanos en Endgame, nos encontramos con un Peter que trata de mantener los pies en la tierra, a pesar de que el mundo entero le presione a llenar el hueco dejado por Iron Man. Esto es puro Spider-Man; ese debate constante entre lo que de verdad quiere Peter y lo que la responsabilidad le pide que haga. Vemos un adolescente con miedos, tropiezos que le harán fallar una y otra vez, pero lo más importante es que se responsabiliza por ellos, porque “todo gran poder, conlleva una gran responsabilidad”. Es el último paso en la carta de presentación de Spider-Man al MCU y, de ahora en adelante, veremos a ese Spider-Man más maduro e independiente que la gente quiere ya de ya, sin pasar por un necesario proceso de crecimiento. Menos mal que esa gente no escribe estas historias…


Tenemos más acción, más balanceo, más trajes. Tenemos mucho más Spider-Man. Este punto se reafirma en muchas partes de la película, como Peter pasando de Nick Furia al final de la película (“ya le llamará”) o con Happy diciendole que “nunca será Iron Man”. No, no serás Iron Man, tú eres Spider-Man.


Y, por supuesto, hay que hablar de Mysterio; convirtiéndose en uno los mejores villanos del MCU, presentándonos una de las secuencias más locas y espectaculares de dicho universo, que parecen arrancadas de páginas de cómics. Han modernizado su concepto manteniendo su esencia de ilusionista e incluso con ciertas dotes actorales, porque para poder haber engañado a tanta gente hay que ser convincente. Sí, Mysterio no era ningún superhéroe ni venía de otra dimensión, pero, para los que conocemos minimamente al personaje, era una obviedad. El pequeño giro lo encontramos cuando descubrimos que Quentin Beck era un trabajador para Industrias Stark y creador de la tecnología R.A.B.O. (Retro Actualizador Binario Óptico… hay que pulir ese acrónimo), presentada en Civil War (inesperado, ¿eh?), además de que trabaja con un equipo, y descubrimos que uno de los científicos de este apareció, nada más ni nada menos, que en Iron Man en 2008. Por este tipo de cosas se alaba la planificación increíble de Marvel Studios, y que hayan tenido en cuenta a ese personaje y se hayan molestado en llamar al mismo actor para repetir el papel demuestra el cariño y cuidado que tienen por su universo. No me lo vi venir.


Mysterio funciona como una pequeña y sutil crítica social a la desinformación presente en los medios de hoy en día; un mundo en el que “la gente se cree cualquier cosa “ o uno en el que la gente “cree en los informativos” y en el que “el concepto de la verdad objetiva se ha perdido”. Todas estas son frases presentes en la película y que reflejan el mensaje dicho previamente, sobre cómo vivimos en la era que en la que más acceso a la información tenemos y en la que, irónicamente, menos sabemos. Esto va de la mano con la primera post-créditos, que luego comentaremos. Tampoco es que estemos ante la reflexión más profunda vista en una película, recordemos que no deja de ser un blockbuster, pero es de agradecer que, al menos, se molesten en dar algún mensaje positivo.


Los personajes del instituto de Peter como Ned, Betty, el profesor Harrington, Flash y demás, nos dan grandes momentos cómicos, y qué queréis que os diga, yo me estuve riendo a carcajadas como el resto de la sala. Son el componente de humor de la película, dándole ese toque de comedia adolescente y romántica a ratos. He querido dejar a parte a MJ, resultando en un buen interés amoroso y que le da mil vueltas a la cansina Mary Jane de la trilogía original de Sam Raimi. Tiene una grandísima química con Tom Holland, y resultan muy adorables en pantalla. Se la ve como que quiere ser un apoyo para Peter en su identidad como Spider-Man y deja con ganas de verlos como pareja más establecida en futuras entregas.


Cuando uno habla de la banda sonora de Spider-Man, se le viene a la mente las magnificas piezas compuestas por Danny Elfman para la trilogía original, pero Michael Giaccino no se queda atrás. El tema principal de Spider-Man evoluciona a algo más espectacular debido al aumento de escala en las aventuras del mismo (ese balanceo final con la pieza Swinging Set…). El tema compuesto para Mysterio empieza siendo algo muy heroico y, poco a poco, se va volviendo más siniestro. Los sintetizadores representan muy bien el lado tecnológico del villano. También tenemos un tema para S.H.I.E.L.D. y Nick Furia que estaría genial que mantuvieran en próximas películas. La continuidad musical era una de las asignaturas pendientes de Marvel Studios y, desde hace un tiempo, ya lo han ido solucionando. Espero que no se detengan.


Los efectos visuales son una locura, en especial con el ya mencionado Mysterio, que presenta una secuencia donde juega con la mente de Spidey y deja loco al espectador, que no sabe si lo que está viendo es una ilusión o es real. Por otro lado, el propio Spider-Man se ve mucho mejor que en Homecoming, donde había momentos que no se veía demasiado bien. Se han currado mucho los efectos en esta película, sobre todo el balanceo, es fantástico y algo que todos los fans pedíamos y esperábamos: ver a Spidey a tope por Nueva York.


En cuanto a las post-créditos, son de lo mejorcito en el MCU; contando con el regreso de J.K. Simmons como J. Jonah Jameson en un Daily Bugle actualizado, siendo un informativo, y el cómo se hace eco de la noticia de que Mysterio ha revelado la identidad de Spider-Man al público. Sin duda, esto nos deja todo patas arriba y tenemos curiosidad por ver cómo se soluciona todo esto. ¿Habrá un juicio para Peter Parker? ¿Será Daredevil su abogado? ¿Irán sus enemigos a por sus seres queridos? Muchas interrogantes que, posiblemente, abordemos en otro post.


La segunda escena nos muestra que, en el transcurso de la película, Nick Furia y Maria Hill han sido Skrulls, en concreto Talos y su mujer, ya vistos en Capitana Marvel. Lo interesante de la escena viene cuando observamos que se comunican con el Nick Furia de verdad, que está en lo que parece una nave gigantesca llena de Skrulls. ¿Podría ser el indicio de S.W.O.R.D., la instalación con el fin de contrarrestar amenazas intergalácticas tras la paranoia con Thanos? De nuevo, otro tema que abordaremos, muy posiblemente, en otro post. Unas post-créditos que, desde luego, nadie se vio venir.


Spider-Man: Far From Home es una grandísima historia de Peter Parker, suponiendo un paso adelante en su crecimiento como el héroe que debe ser, saliendo de la sombra de Tony Stark y que, de aquí a un tiempo, se acabará convirtiendo en el mayor héroe de la tierra y la cara del MCU (en muchos futuros distópicos de los cómics se le recuerda así). Con muchas ganas de ver a este Spider-Man seguir creciendo y madurando.


NOTA: 9,5/10

173 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo