• OTTO

Ori and the Blind Forest (análisis).



Ori and the Blind Forest es un videojuego de estilo Metroidvania que salió en 2016 donde deberemos recorrer el mundo que ha creado Moon Studios siendo Ori, un espíritu del bosque con un gran set de movimientos.


Sin entrar en demasiados detalles, la historia de Ori es sencilla pero cargada de sentimiento. Desde el primer momento te hacen empatizar con los personajes y es normal que durante la historia se te acabe saltando alguna que otra lágrima por la historia que, sin buscar demasiados giros de guion ni algo demasiado enrevesado sumado al estilo de arte y la música, deja un muy buen sabor de boca al final de la experiencia.



Como cualquier Metroidvania que se precie, nos encontraremos en un amplio mundo donde deberemos movernos a través de él al más puro estilo plataformero conociendo cada vez más la historia que nos cuentan. Las zonas están compuestas de varios niveles, los cuales desde un comienzo nos serán inaccesibles. A medida que vayamos jugando y desbloqueando nuevas habilidades iremos descubriendo el mundo un poco más, dando una sensación de avance continuado como cualquier otro Metroidvania que se precie.


A pesar de ello, Ori and the Blind Forest lleva al máximo las mecánicas del género, ofreciendo una jugabilidad muy fluida y rápida cuando obtienes un par de habilidades. Moverse por el mapa del juego es, sencillamente, una verdadera delicia, algo que no he visto desde hace mucho en un juego de este estilo. Desde impulsos, dobles saltos (e incluso triples), paracaídas, empujes... todo enlazado consigue dar una sensación de movilidad, rapidez y elegancia que muy pocos juegos han logrado.


Esto sumado a las distintas mecánicas (que no son habilidades) que se encuentran en ciertas zonas del mapa, dan un gameplay muy variado y lleno de retos que harán comerte la cabeza un par de veces.



En cuanto al estilo artístico podemos ver un trabajo increíble por parte del estudio. La paleta de colores se encuentra totalmente adecuada a lo que quiere representar cada zona y marca muy bien las diferentes zonas y personajes.


La música por su parte te llena por dentro. Los grandes momentos vienen acompañados de una banda sonora impresionante que enfatiza en todo momento lo que estamos viendo en pantalla.



Ori and the Blind Forest es un juego que puede jugarse en todas las plataformas (a excepción de PlayStation) a un muy buen precio (especialmente en días de ofertas). Se trata de un juego corto que se puede completar en unas 10 horas pero que no va a desagradar en ningún momento.



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo