One Piece, capítulo 1040 del manga (impresiones con spoilers).

Actualizado: 18 feb



Por lo general todo el mundo que se considere fan del anime tiene que conocer One Piece, esta maravillosa obra de Eiichiro Oda que en los últimos capítulos del manga me esta haciendo estremecer de emoción y darme cuenta de que el niño que empezó esta historia se apodera de mi por cada panel que leo.


En el último capítulo (1040), a 16 de febrero del 2022, por fin sucede uno de los grandes acontecimientos del arco de Wano, la caída de uno de los dos Yonko que se encuentran en Onigashima: Charlotte Linlin. Big Mom es derrotada de una manera espectacular por los esfuerzos sin descanso de Trafalgar D. Water Law y Eustass Kid en una pelea de voluntades y sueños donde lograron despuntar los de la peor generación. Esta claro que las cosas van a cambiar cuando esta noticia se transmita al resto del mundo y, sobre todo, cuando le llegue esta información al Gobierno Mundial.


Como siempre ocurre, hay muchos frentes abiertos contándote el desarrollo de estos con cada uno de los personajes, y aquí quiero hacer un llamamiento a los fans de Zoro tras ser visitado por lo que creo que es la parca; el reflejo de la muerte brilló en las pupilas de nuestro espadachín favorito donde en uno de los paneles se le ve caer al vacío tras ser Onigashima parcialmente destruida. De todos es conocimiento que Zoro no es la primera vez que se ríe de la muerte logrando escapar de ella después de mucho sufrimiento. Considero obviamente que no ha muerto, pero pienso que lo sucedido le ayudará a abrir una nueva puerta que muy probablemente veamos más adelante. De todos modos, creo que aún hay información de Zoro que deben contar en Wano, o es la sensación que tengo, tal vez hayan usado este lapso mental cercano a la muerte para utilizarlo como puente argumental a más temas relacionados de cuando era joven o temas enlazados con sus antepasados en forma de visiones. Se nos hizo a todos muy poco lo que nos dieron del “pasado” de Roronoa y necesito más.


Lo mejor de todo es que el capítulo no termina ahí, por si no te hubieras quedado con ganas de más con todo lo ya mostrado, te vienen y te sueltan una bomba, que después de tener una gran cantidad de incógnitas que han ido escupiendo pinceladas durante todo el arco, por fin han revelado una información que no me esperaba que fuese enseñada en este momento de la historia. En ese instante mi cuerpo rebosaba de gozo, no sabría decir bien lo genial que me hizo sentir. Como una imagen vale más que mil palabras veamos el panel:



Zunesha el elefante gigantesco que sostenía la ciudad de los Mink resulta que fue un antiguo camarada de la persona la cual no sabemos casi nada, Joy Boy. La verdad que ya va siendo hora de que nos vayan contando cosillas interesantes y de las que todo el mundo quiere saber. Así que a estar pendientes de los capítulos siguientes que prometen.


Cada vez va a mejor este manga y esto me provoca un sentimiento extraordinario de orgullo por poder disfrutar esta historia, en este mismo momento de la línea temporal en la que me ha tocado vivir.

41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo