• RUBA

La historia de Tahm Kench (League of Legends Lore).

Actualizado: 17 oct



Para empezar voy a aclarar que esta es la historia oficial y canónica (solo que escrita con mis palabras) que le ha dado League of Legends a Tahm Kench, la podéis encontrar en Tahm-Kench - Biografía - El universo de League of Legends.


Aquí os traigo la sexta entrega del lore de los distintos campeones de League of Legends, esta vez contamos con Tahm Kench, el pez demonio de la avaricia personificado que vaga por las tierras de Runaterra en busca de presas a las que echarle un guante.


Desde tiempos inmemoriales han existido leyendas sobre demonios, fantasmas, y otras criaturas, pero en la región de Runaterra, la mayoría de estas leyendas son realidad.


Tahm Kench, un demonio antiguo distinguido en todas las regiones, sobre todo por la gente más avariciosa, aquellos con el hambre de codiciar los bienes ajenos, conocen el nombre de Tahm Kench, o he de decir, conocían…


Hay historias primigenias que narran las desgracias de quienes codician y aceptan tratos con Tahm Kench, y aquí os traigo un par de esas historias contadas de boca en boca por cantineros de Aguas Estancadas.


La primera historia narra la dicha de un barquero por querer salir de su zona pobre de recursos, cuando frente a este se apareció el pez demonio y le ofreció un trato que requería de las mentiras del banquero a cambio de unas tierras ricas en recursos, y el barquero aceptó. Así Tahm Kench fue ofreciendo lujos y más lujos al barquero a cambio de que siguiera mintiendo a todo el mundo, y cuando el barquero se dio cuenta, estaba completamente solo, no había nadie a su alrededor, ya había mentido a todo el mundo, y Tahm Kench sonrió y le mostró al barquero que estaba en medio del océano, sin forma de regresar a casa.


La segunda historia trata sobre una inventora de Piltover con problemas financieros a la que Tahm Kench se acercó para ofrecerle que un clan adinerado se interesara en su proyecto, a cambio de un mechón de pelo de la inventora, ella accedió, pero el clan pedía más inventos, y como la inventora no tenía inspiración, recurrió a Tahm Kench, que esta vez le pidió su cabello entero, y al igual que en la anterior historia, la chica inventora acabo consumida por la avaricia y se quedó irreconocible tras tantos tratos con Tahm Kench, debido a que este demonio cada vez le pedía más partes de su cuerpo, y cuando ya no pudo más, la inventora le pidió a Tahm Kench que le liberara de su sufrimiento, Tahm sonrió, y se la comió de un bocado. Por historias como estas, a Tahm Kench se le reconoce como el demonio de la avaricia en toda Runaterra, así que tened cuidado, si no queréis que el pez demonio os ofrezca un trato, no seáis avariciosos, y si os lo ofrece, no lo aceptéis…


Hasta aquí el lore actual de Tahm Kench. ¿Os ha gustado? ¿Queréis que traiga el lore de otro personaje? Hacédmelo saber y escribiré en base a las peticiones.


18 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo