• RUBA

La Historia de Jhin (League of Legends Lore).


Para empezar voy a aclarar que esta es la historia oficial y canónica (solo que escrita con mis palabras) que le ha dado League of Legends a Jhin, la podéis encontrar en Jhin - Biografía - El universo de League of Legends.


Aquí os traigo la quinta entrega del lore de los distintos campeones de League of Legends, esta vez contamos con Jhin, un asesino en serie obsesionado con el arte y el número 4, la perfección para él no es una opción, sino una obligación.


Cuenta una leyenda Jonia, que en la provincia de Zhyun (situada en el sudeste de Jonia) habita un demonio dorado que masacra sin piedad todo lo que ve, haciendo una exhibición con los cuerpos.


Debido a la preocupación del consejo de Zhyun, se contrató a la Orden Kinkou para eliminar al demonio. De esta orden fueron: el gran maestro Kusho, su hijo Shen, y su aprendiz Zed (los dos últimos se encuentran en el videojuego League of Legends).


Al poco de empezar la investigación, se dieron cuenta de que no perseguían un demonio, sino a un humano. La búsqueda se les hizo eterna, pues tras cuatro largos años no habían conseguido otra cosa salvo fracaso y frustración, ya que la persona a la que perseguían era muy meticulosa con sus crímenes.


Tras encontrar un patrón en sus matanzas, decidieron tenderle una trampa, aunque Kusho no estaba de acuerdo porque el trabajo de la Orden Kinkou era cazar demonios, no cazar humanos.


Después de que Shen y Zed le convencieran de no echar a perder esos 4 años de persecución, trazaron un plan. Constaba de que Kusho se disfrazara de un maestro calígrafo en el festival de arte del Florecer Espiritual para pasar desapercibido, mientras Shen y Zed buscaban al culpable. Cuando lo encontraron, se sorprendieron de su apariencia, ya que era un trabajador de óperas y teatros ambulantes que pasaba desapercibido, y su nombre era Khada Jhin.

Tras capturarlo, Zed insistió en matarlo por los crímenes cometidos, pero Kusho lo detuvo, pues no estaba en su poder juzgar a los vivos, solo podían hacerlo con los demonios; así que lo llevaron a la prisión de Tuula, acción la cual creó resentimiento en Zed, pues no estaba de acuerdo.


Durante su estancia en prisión, Jhin no reveló nada de su identidad salvo sus gustos. Siempre fue una persona misteriosa, pero su suerte estaba a punto de cambiar, puesto que la reciente Invasión Noxiana generó una situación de caos en Jonia; acto que permitió a Jhin escapar. Desde entonces vaga libre por las tierras de Runaterra creando nuevas obras de arte mediante el asesinato.


Hasta aquí el lore actual de Jhin. ¿Os ha gustado? ¿Queréis que traiga el lore de otro personaje? Hacédmelo saber y escribiré en base a las peticiones.


Y por petición de un lector en un post anterior, el próximo será Tahm Kench, así que más os vale estar atentos ;)

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo