Juego de Tronos: 8x03 (crítica y análisis sin y con spoilers).

Bueno, bueno, bueno... tercer capítulo de la serie del momento. Aún estoy procesando todo lo ocurrido, pero antes de empezar, recordaros cómo funcionamos en estos posts: una primera parte sin spoilers y una segunda con ellos. ATENCIÓN, en este post no deslicéis hacia abajo si no habéis visto el capítulo, los spoilers son más claros que en los anteriores. Avisos realizados, comencemos. Siento haber tardado tanto en subir este análisis, pero han sido causas ajenas a mi control.


Resulta altamente complicado hacer un análisis del capítulo sin realizar ningún spoiler, pues toda opinión valorativa equivaldría a una pista sobre el final o desarrollo del mismo, de tal forma que me voy a limitar a decir lo siguiente. El título del capítulo es “La larga noche”, el propio título nos dice algo claro: va a ser un capítulo muy oscuro (en cuanto a iluminación). Es un capítulo de contraste con respecto a los otros 2 analizados en esta página, dejando a un lado las interacciones narrativas por acción, en ese sentido nos recuerda bastante al capítulo 6x09 “La batalla de los bastardos”, salvo por la cualidad perceptible de que se desarrolla en un ambiente mucho más oscuro. Realmente algunas escenas son complicadas porque apenas se ve bien debido a la escasa iluminación, pero nuestro consejo es verlo en HBO y no en Movistar (es ligeramente más claro y se puede ver mejor). También cabe destacar que es un capítulo intenso, no te va a dejar indiferente, de modo que, cuando vayas a verlo, prepárate para emociones fuertes, aférrate a tu asiento y respira hondo, se aproximan curvas. El final tampoco te va a dejar impasible.


Hasta aquí el análisis sin spoilers. Hasta la próxima, cachorritos.



 

COMIENZAN LOS SPOILERS.


Ya ha llegado la noche, la batalla entre la vida y la muerte se va a producir con Invernalia como escenario. Las huestes se preparan en el exterior de las murallas, inmaculados y caballería Dothraky; tras ellos, una trinchera con estacas de vidriagón preparada para arder. El capítulo comienza con Sam, nervioso, dando vueltas hasta encontrar su puesto en la batalla, en cambios de cámara vemos también a Tyrion de camino a la cripta y a las hijas e hijos del hierro de camino al bosque de los dioses a proteger a Bran (también incluimos a Theon… no seáis mala gente), después vemos a los dragones sobrevolar la zona para situar a sus jinetes (Daenerys y Jon) en una posición elevada para observar el campo de batalla. Recopilando, tenemos: Sansa, Davos y Arya en las murallas; Brienne, Podric, Tormun, Sam, Edd, Jaime y gusano Gris con los inmaculados y guerreros salvajes fuera de las murallas; Jon y Daenerys en una colina separados y mirando el espectáculo (miradles… si les faltan las palomitas a los condenados); a Bran y a Theon en el bosque de los dioses; a Varys y Tyrion en la cripta y, finalmente, a Jorah y a Fantasma (por cierto, se nos olvidó comentar que le hemos vuelto a ver en el capítulo anterior) con los Dothrakys. Sin olvidarnos de Lyanna Mormont, que se encuentra en el patio interior dispuesta a repartir más leña que todo el norte junto. Aquí hay mucha gente, lo que implica muchas posibilidades de que alguien muera.


Desde las almenas, Davos y, desde el caballo, Jorah observan a… Un montón de oscuridad. Ven acercarse a un caballo y un jinete cubierto con una capa roja (¿acaso no la echabais de menos?), Melissandre hace acto de presencia tras el exilio impuesto por Jon, cuando era el rey en el norte, como castigo por matar a Shireen Baratheon (hija del difunto Rey Stannis). Al llegar la mujer roja, no saluda a Jorah, sólo pide que ordene a los dothrakys que alcen sus espadas (qué jodía, ya viene mandando…). Se acerca a la espada más cercana y, con la mano sobre el filo, pide a su dios de la luz que les defienda. En ese momento, absolutamente todas las espadas dothrakys se imbuyen con fuego en el filo (escena súper épica). La mujer roja se dirige después hacia el interior de la fortaleza, sin antes saludar a Gusano gris con el mantra de las ciudades libres, las 4 palabras que más nos gusta oír “Valar Morghulis”. “Valar Dohaeris” (respuesta de Gusano gris). Una vez dentro de la muralla, despojada de su caballo, sube al encuentro de Davos, “no será necesario que me ejecutéis Sir Davos, habré muerto al alba”.


En este momento, con, lo que parece ser, todo a favor de nuestros héroes, los dothrakys comienzan su cabalgada hacia la muerte con Jorah y Fantasma a la cabeza mientras los inmaculados con las catapultas lanzan rocas de fuego hacia… la oscuridad (insistimos, no se ve un pimiento). Cuando los dothrakys dan con el ejército de los muertos, el fuego de las catapultas cesa y, desde las puertas de Invernalia, vemos lo que simula la batalla entre dothrakys y muertos como un baile de pequeñas luces que son las espadas dothrakys, las cuales se van apagando progresivamente. Dadas las circunstancias del resto de nuestros héroes… La batalla va a ser más difícil. Por suerte, hay un plan: atraer al rey de la noche hacia Bran y matarle, así todos los muertos caerán. Desde el campo de batalla aparecen varios caballos, dothrakys a pie y Jorah a caballo (con una cara de susto… ni que hubiesen visto a un muerto… han visto a varios). Gusano gris se ajusta el yelmo y llegan las primeras oleadas del ejército de los muertos (bien llamadas así, porque vienen unos encima de otros al más puro estilo Guerra Mundial Z).


Las acometidas se sufren una tras otra, los muertos avanzan a tropel, todos los héroes de fuera de las murallas se ven en peligro; Daenerys, incapaz de observar esta escena impasible, va hacia su dragón, a lo Jon intenta frenarla diciendo que el plan es ir al rey de la noche. “-El rey de la noche va a llegar +Los muertos ya están aquí” (obviamente, le importa más bien poco y se lanza al ejército de los muertos con su dragón y Jon detrás). Durante su brutal ataque a las hordas de enemigo, Jon vislumbra a los caminantes blancos sobre sus caballos al comienzo del bosque, se lanza a por ellos cuando una fuerte ventisca (producida seguramente por ellos) que asola el campo de batalla. Arya manda a su hermana a la cripta con una daga de vidriagón, “clávales la parte afilada” (clara referencia a cuando Jon le regaló a Aguja, espada de Arya que, aunque importante, hoy no será nuestra protagonista). Jorah continúa peleando fuera de las murallas junto con el reto de héroes; el fuego de dragón reduce la embestida del ejercito de los muertos, sin embargo, aquí viene el primer drama. Sam, tumbado en el suelo por el ataque de un muerto, mirando a las tropas peleando contra los muertos a través del fuego, Edd le grita y le ayuda a levantarse antes de que un muerto mate a este último y Sam huya (parece que seguimos en estas viejas costumbres). Primera baja confirmada: Edd el penas, ha muerto.


Nos disponemos ahora a ver una de las escenas más caóticas del capítulo: Jon y Daenerys volando entre una densa ventisca con los dragones, se chocan, se golpean, no se sabe qué dragón es de los vivos o de los muertos (esperamos impacientes al rey de la noche).


Las tropas del exterior se disponen a marchar intra-muros de la ciudad; mientras todos se repliegan, los inmaculados. liderados por Gusano gris, aguantan las acometidas de los muertos. Finalmente, el mismo Gusano gris cierra la trinchera abandonando a unos cuantos inmaculados fuera de la protección de lo que se pretende que sea un anillo de fuego y estacas en torno a la ciudad. Sin embargo (oh, cruel destino) las flechas de fuego no prenden la trinchera (normal… hace un frío de la leche), la misma mujer roja se dirige hacia la trinchera con una guardia de inmaculados, donde realiza una oración hacia su “señor de la luz” y la trinchera con estacas empieza a arder de la nada con una llama que ilumina todo el paisaje (al fin podemos ver algo…), el perro, obviamente, se acobarda ante el fuego. El fuego hace de barricada, los dragones van quemando las huestes de los muertos desde la retaguardia (parece que todo va… decentemente). Hemos ido viendo algunas escenas en la cripta; ya con Sansa en el interior, Tyrion y ella comparten una escena entrañable, la cual comienza con el enano queriendo salir a ayudar, en la que comentan la situación en la que estuvieron casados y, finalmente, Sansa cuestiona una vez más la presencia de Daenerys (esa relación va de mal en peor).


En el bosque de los dioses, Theon habla con Bran (intentando pedir disculpas sobre lo ocurrido hasta ahora). “Ahora debo irme”, Bran abandona su cuerpo y se va con un plano de unos cuervos que sobrevuelan el campo de batalla hasta la tétrica figura del rey de la noche montado sobre su dragón y haciendo un gesto con la mano… Volvemos con la primera línea del ejercito de los muertos, los cuales, por orden del rey de la noche, comienzan a caminar sobre la trinchera para crear así unos puentes de cuerpos. El ejército de los muertos avanza inexorable de nuevo hacia las murallas (ahora sí, esto es Guerra mundial Z). Vemos una secuencia de escenas de combate en las almenas, (donde nos dan algún que otro susto con que puede morir algún otro héroe), también vemos cómo Jaime y Brienne pelean codo con codo. Los muertos llegan a saltar hacia el patio interior, donde les aguardan estacas a los laterales. Vemos a Arya luchando a dos bandas con el arma que le hizo Gendry (una lanza de dos puntas), un gigante muerto (que se parece en la cara a Nemesis de los juegos de Resident Evil) atraviesa las puertas y comienza a asestar golpes a diestro y siniestro a los norteños de la Isla del Oso ante la impasible mirada de Lyana Mormont. Beric grita a el perro para que reaccione y pelee (el cual ya se ha quedado paralizado por la presencia del fuego). “Que te den (…) Combatimos a la muerte. No se vence a la muerte”, en ese momento Arya salta desde las murallas, Beric la señala “Díselo a ella” (parece que el perro vuelve a la carga). Lyanna Mormont… que, lejos de querer rendirse y dejar que el gigante mate a quien quiera, se lanza a por él hacha en mano. El gigante muerto la alza con una mano mientras la aprieta para matarla; ella desenfunda una daga, la clava en el ojo del muerto y ambos se precipitan al suelo… muertos. Segunda baja importante: Lyanna Mormont, ha muerto.


De nuevo, otra escena de dragones volando sin que se vea por donde van; Daenerys y Jon suben a cielo despejado por encima de la ventisca, cuando aparece el rey de la noche montado en su dragón. Tenemos una pelea de dragones que se resolverá con la caída del rey de la noche a tierra firme, aunque un poco más adelante, primero vamos a contemplar una escena digna de un Assassin´s Creed: Arya en la biblioteca escondiéndose de los muertos vivientes; sin duda, algo sublime, un contraste entre el frenetismo de la batalla. Consigue salir de la biblioteca en un completo y aterrador silencio para que esta pequeña armonía y tensión se vea de nuevo interrumpida por más locura. Arya se encuentra rodeada y atacada por más muertos cuando aparecen Beric y el perro para salvarla. En los continuos forcejeos, Beric recibe una serie de puñaladas, las cuales (cómo no) acabarán con su vida. Tercera muerte importante confirmada: Beric Dondarrión, ha muerto. Terminan la huida con los muertos en una sala amplia donde se encentran con la mujer roja. En un breve reencuentro, Arya y ella se encuentran recordando una frase que la mujer roja le dijo: “se cerrarán muchos ojos, marrones, verdes y azules… ¿Qué le decimos al dios de la muerte?” “Hoy no”, de este modo Arya comienza una carrera frenética de la que comprenderemos su significado más adelante.


En el bosque de los dioses, los muertos comienzan a llegar y, con ellos, los hijos del hierro comienzan a lanzar flechas sobre ellos. Mientras tanto, observamos (como ya anticipé antes) la caída del rey de la noche al suelo, junto con su dragón, Rhaegal y Jon. Dejando de lado a los dos dragones, nos centramos en los personajes a pie. Daenerys montada sobre Drogon, ve al rey de la noche en el suelo, “Dracarys”, de este modo Drogon comienza a escupir fuego sobre el personaje, pero sin ningún efecto. El rey de la noche intenta matar al dragón con una lanza (al igual que con Viseron, pero parece que Drogon tiene mejores reflejos) lo esquiva y desaparece volando. Jon a pie, que ha contemplado la situación, corre tras el señor de la noche (que se dirige al bosque de los dioses a por Bran), sin embargo, se percata de su perseguidor, levanta los brazos y… Todos los muertos se levantan, incluidos los de la cripta y nuestras bajas confirmadas. Escena de tensión, miedo y desesperación (parece que al final los muertos van a ganar). Hacen finalmente aparición la guardia de los caminantes blancos con el rey de la noche que se dirigen al bosque de los dioses, pero, antes de contaros esto, hay que comentar alguna que otra situación que se ha complicado.


Como ya se ha dicho, los muertos de la cripta se han levantado, todos los allí presentes han cambiado la seguridad del lugar por miedo atroz. Sansa y Tyrion (antiguos marido y mujer) comparten ahora una escena que primero parecía una despedida de suicidio, pero resulta ser una forma de prepararse para combatir a los muertos (recordemos que Sansa lleva un cuchillo).


Jon, que se encontraba con un montón de muertos entre él y el rey de la noche (el cual se ha ido vilmente al bosque de muertos) se enfrenta ahora a todos los enemigos y aliados muertos y revividos de la batalla fuera de los muros, cuando hace aparición Daenerys en su dragón, despeja el camino y le deja ir tras el rey de la noche. Por el camino, se encuentra a algunos héroes peleando: Brienne, Jaime y Podrick en uno de los muros (entre la espada y la pared, literalmente) y a Tormun, Gendry y Sam en el patio central en una montaña de cadáveres (epiquismo Mode: ON). Se abre camino a base de espadazos hasta que se encuentra de frente con Viserón (el cual, obviamente, no le va a dejar pasar).


Daenerys, por su parte, ha tardado un rato largo en echar a volar en su dragón y se le han subido unos cuantos muertos (qué pestiño). Ante esto, como es normal, el dragón echa a volar y a retorcerse para quitarse “las pulgas” y de paso tirar a Daenerys sin querer de su lomo. Así encontramos a nuestra reina en el suelo y rodeada de muertos vivientes que intentan matarla, pero… Oh, qué sorpresa, aparece Jorah para protegerla. Ambos armados con espadas de vidriagón y Veneno de corazón, se enfrentan a los muertos según van llegando, con tan mala suerte de que Jorah es herido (aún no confirmamos baja, tranquilos).


Mientras se nos da una consecución de escenas de nuestros héroes cansados peleando, se intercala la llegada del señor de la noche al bosque de los dioses, el cual está siendo defendido únicamente por Theon con su lanza. Suena una música nostálgica (el final de nuestros héroes está cerca). Bran se dirige a Theon (parece que ya ha vuelto de… no se sabe dónde narices ha ido, quizás a entrar en la página de Gamotaku o a decirme a mí que publique este post de una vez). “Theon, eres un buen hombre”, con estas palabras, nuestro kraken eunuco carga con su lanza hacia el rey de la noche, el cual desvía el ataque, rompe la lanza y se la clava en el pecho, matando así a uno de los 3 últimos, Greyjoy. Cuarta baja confirmada: Theon Greyjoy, ha muerto. El rey de la noche se acerca a Bran con solemnidad, continúa brevemente la intercalación de escenas de héroes en sus horas bajas, la música de tensión va creciendo. El Rey echa mano a su espada a la espalda, una brisa inesperada hace que el pelo de un caminante blanco se mueva. ESCENA MAGNÍFICA: plano frontal al rey de la noche con la mano levantada para coger su espada, detrás de él, de la oscuridad, surge una figura… Arya, con un salto amplio y con la daga de acero valirio desenvainada y lista para apuñalar (aquella daga que estaba destinada a rematar a Bran). El rey de la noche se gira antes de que llegue a él; sujetándola con una mano al cuello y otra a la mano izquierda (que portaba la daga). La música ha cesado de golpe (¿será el fin de nuestra heroína?, ¿ganará el rey de la noche?, ¿estás leyendo esto como en una serie de dibujos al finalizar el capítulo? No eres el único). En ese momento Arya hace alarde de un excelente juego de manos, suelta la daga de la mano izquierda, precipita al suelo el arma cuando con la mano derecha la coge al vuelo por el mango y apuñala al rey de la noche en uno de los huecos de su armadura. El rey de la noche, los caminantes blancos y todos los muertos revividos, caen inertes al fin. Vemos a nuestros héroes liberados de las amenazas que se cernían sobre ellos, pero antes, otra baja importante más.


Hemos visto cómo apuñalaban reiteradas veces a Jorah durante la secuencia de escenas, se encuentra así nuestro héroe en el suelo respirando entrecortadamente mientras su amada reina le sostiene la cabeza mientras llora. Así su vida llega a su fin. Quinta baja confirmada: Jorah Mormont, ha muerto. Daenerys rompe en llanto mientras Drogon extiende sus alas a modo de abrazo a su madre, mientras llora sobre el cadáver de su héroe recién muerto (escena dirigida a que lloremos).


Empieza a amanecer, la mujer roja se encuentra en la puerta del castillo, comienza a andar hacia el alba; a su espalda, Davos va tras ella, hasta que la ve quitarse su collar y, en medio de la nieve, convertida en un cuerpo esquelético y muerto (sexta baja confirmada: la mujer roja ha muerto). Fin del capítulo.



 

Analicemos un poco algunos de los elementos externos del capítulo y que han sido objeto de crítica. Por un lado, la tan criticada oscuridad del capítulo. Está dirigida a que los espectadores sintamos lo mismo que los personajes: duda, miedo... incertidumbre. Resulta un elemento importantísimo del capítulo y, como tal, merece un respeto (menos memes sobre que se ve oscuro, PESAOS).


Qué decir tiene lo cómico que resulta que el rey de la noche muera porque su ejército estaba empanado mientras una niña de unos 15 años se ha plantado a su espalda y lo ha matado. Mucho ejército, mucho gigante, pero la has palmado como un pringao. PUES NO, recordemos que esa "niña" es una asesina que deja a Ezio Audittore a la altura de un bebe en pañales.


Como reflexión final, es sabido que este capítulo ha generado una escisión entre los seguidores de Juego de Tronos, entre los que piensan que, habiéndose acabado con la mayor amenaza, la serie ha perdido interés y los que piensan que ha quedado un capítulo adaptado a la serie y que aún queda una última amenaza que derrotar… Cersei. Obviamente, yo soy de los de la última opinión, esta serie es JUEGO DE TRONOS no THE WALKING DEAD.


Hasta la próxima, cachorritos.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo