Daredevil: Temporada 1 (crítica y análisis con spoilers).



Se cumplen dos años del fin de Marvel’s Daredevil y, aprovechando esto y que tengo reciente la primera temporada, vengo a contaros mis impresiones sobre ella. Es una serie de Marvel Studios que comenzó a distribuirse por la plataforma Netflix en abril de 2015. A día de hoy la serie se encuentra cancelada con un total de 3 temporadas de 13 episodios cada una.

La serie en esta primera temporada nos cuenta la historia de Matt Murdock (Charlie Cox), su vida de abogado y sus inicios como justiciero en la Cocina del Infierno, un barrio de Manhattan, Nueva York. Nos presentan también a sus compañeros abogados Foggy Nelson (Elden Henson) y Karen Page (Devorah Ann Woll), que van a jugar un papel importante en la trama ayudando a Matt a sacar a la luz al señor del crimen Wilson Fisk “Kingpin” (Vincent D’Onofrio), que ahora posee una enorme influencia en la Cocina del Infierno.


En primer lugar, hay que decir que es una de las producciones de Marvel que he visto con un ambiente más oscuro, y que combina muy bien los elementos dramáticos con los de humor y los momentos románticos con las escenas de acción. Es una mezcla de sensaciones acertada que ayuda mucho a los personajes y a cómo estos se irán desenvolviendo. Por un lado tenemos al protagonista Matt, del cual nos cuentan al inicio una parte de su pasado de niño, el momento en el que se queda ciego y cómo vivía con su padre, el boxeador Jack “Batallador” Murdock. De ahí nos van mostrando su vida de adulto de noche y de día, intercalando con su pasado en algunos capítulos. No nos muestran de golpe toda su historia, sino que la serie se toma su tiempo a la hora de mostrarnos cómo ha ido desarrollándose Matt desde niño, algo que veo bastante acertado.



Por otro lado, tenemos a Foggy, personaje con muy buenas frases y diálogos, que funciona de maravilla con el trío principal, y que por cuenta propia también sabe desarrollarse muy bien; quitándose así el estigma en el que puede caer al principio de regordete que solo tiene el recurso cómico. Por eso y por más cosas creo que es uno de mis favoritos. Luego el personaje de Karen creo que va mejorando en mi opinión, y si al principio era un meh, ahora me gusta mucho, y más aún con la relación amistosa que mantiene con el dúo de abogados socios. Más tarde vemos a Stick (Scott Glenn) que, aunque no aparezca mucho, pienso que está bien introducido y más en el episodio en el que se presenta, en el que podemos ir intuyendo la que se puede llegar a armar en un futuro.


Otro de los grandes personajes en esta temporada es Wilson Fisk, un villano construido increíblemente bien y con una actuación sublime por parte de D’Onofrio, que llega a causar verdadero pavor en el espectador en las escenas en las que entra en cólera. Además que, dichas escenas, son de lo mejorcito de la temporada, donde puedes ver la gran labor de actuación de este hombre; haciendo estas secuencias verdaderamente violentas. También me gusta cómo presentan al personaje de Fisk, su relación con Vanessa (Ayelet Zurer), y cómo el villano va relacionándose con las diferentes mafias de la zona; comenzando así a mover los hilos.

Al principio la serie igual se puede hacer algo lenta, pero a partir del capítulo 4 o 5 sube a pasos agigantados ya que ves que se está empezando a poner seria la cosa. Como ya digo, se suelen tomar las cosas con calma, además de que no te presentan desde el minuto uno a Matt con el traje de Daredevil, sino que te muestran su evolución y cómo sus habilidades van mejorando a medida que va combatiendo contra los criminales. Eso es algo de lo que más me gustó y que pienso que le da más credibilidad al personaje. Además, me gusta cómo están representadas sus creencias católicas y cómo estas influyen en su actividad como Daredevil, llegando a ser un justiciero que noquea a los enemigos sin matarlos. Asimismo, se nota la antítesis que hay entre Fisk y Matt: cómo uno representa a los bandidos de la parábola del buen samaritano (Lc 10, 30-37), y el otro al samaritano que cuida y protege de la ciudad.


En cuanto a la filmación de la serie, creo que está muy bien llevada a cabo, además de que las secuencias de acción son brutales y pienso que están bastante bien conseguidas. El tema de las luces y colores me encanta cómo está hecho, sobre todo en las escenas nocturnas en las que enfocan con una luz rojiza, las cuales creo que transmiten muy bien lo que es Daredevil y captan muy bien ese rollo. Por lo demás, el soundtrack también creo que es el idóneo, sobre todo en las escenas de acción; por ejemplo en el capítulo final cuando aparece ya Matt saltando por los edificios con el traje completo.

Por último, la atmósfera detectivesca es algo que también me ha molado y que consigue que te adentres más en ese turbulento mundo de la Cocina del Infierno. Por lo demás, nada que objetar... Una serie de sobresaliente ya desde esta primera temporada y con un elenco de actores geniales. Y hasta aquí el post de hoy, gente. Un saludo y nos vemos en el próximo.

SR.PUERTA
320 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo