• JULIUX

Cómo ahorrar todo lo posible en eventos y convenciones.


Hoy os traigo un post algo peculiar, y es principalmente porque no voy a contaros nada que no sepáis ya. Básicamente me voy a limitar a daros algunos consejos para ahorrar el máximo dinero posible en eventos o convenciones, ya sean relacionados con la cultura japonesa o de gaming. Por supuesto, hay que tener presente que las cosas son muy distintas en un caso u otro, ya que no es lo mismo un evento al que vas para probar juegos, como la Gaming Experience, o uno repleto de stands y destinado al merchandising, como las Japan Weekends. Sin embargo, la táctica para ahorrar es la misma en ambos casos: pensar. Pensar en nuestro bolsillo es lo mejor que podemos hacer, evitando así dejarnos llevar por la emoción del momento, impulsos, presiones... etc. Son sitios que están muy bien para ver qué te interesa comprar, pero no por ello debe ser allí donde se realice dicha compra. Empecemos pues, vais a ver que todos mis consejos van a ser muy parecidos.


1. La entrada del evento: Como ya mencione en un post anterior, el precio de la entrada de un evento puede variar según qué evento sea y dónde se celebre. Este es un factor a tener en cuenta, pues los últimos años ha estado subiendo de precio y hay que buscar alternativas para hacer que las entradas sean más asequibles. Podéis comprarlas entre varias personas, buscar otro evento al que ir, etc.


2. Pósters: Los pósters son una de las cosas más presentes y caras en un evento. Realmente, un póster es una simple imagen impresa, por supuesto, en buena calidad y un buen material. Sin embargo, hay puestos en los que venden los pósters en papeles o cartulinas simples, a un precio normal, llegando incluso a imprimirlos en el mismo stand. Independientemente de la calidad del material, el precio es muy elevado. Una solución a esto, a la cuál recurro yo, es imprimirse los pósters uno mismo. Podéis imprimirlos en cartulina grande a color, buscando vosotros previamente la imagen que más os guste en muy buena calidad, y tendréis un buen póster por menos de un euro. El único caso en el que recomendaría comprar pósters en un evento sería cuando estos fueran de gran tamaño. Ver los pósters de un evento está muy bien para hacerte a la idea de cuál o cuales quieres imprimir.


3. Figuras: Las figuras también son algo muy demandado en los eventos. Las hay de distintos tamaños y precios, por no hablar de la calidad. Sí es cierto que hay stands en las que las venden muy bien de precio, especialmente si son pequeñas, pero también hay otros en los que llegan a duplicar su precio original. Mi recomendación es que, siempre que se trate de una figura de tamaño medio/grande, la compréis por Interner. Hay figuras que en la red os pueden costar 15 euros, mientras que en un evento pueden alcanzar los 50, siendo las mismas figuras. Lo mejor que podéis hacer en estos casos es tener el móvil en mano, para acceder así a tiendas online y comparar los precios.


4. Videojuegos: Los videojuegos siempre están presentes en los eventos, tanto para comprarlos como para jugar y probar lanzamientos nuevos (o no tan nuevos). Los eventos son sitios estupendos para comprarlos, ya que suelen tenerlos a precios muy reducidos respecto a los originales. Por supuesto, también hay cosas que tener en cuenta antes de lanzarse a comprarlos. También hay tanto páginas online como tiendas físicas, que suelen ser particulares, en las que venden los videojuegos a precios reducidos. En los eventos suelen vender los juegos seminuevos a precios con los que podrías comprarlos nuevos en una de estas tiendas que he mencionado. No obstante, los eventos son oportunidades excelentes para encontrar juegos de importación que, de otra manera, suelen ser muy caros. Es como todo, hay que barajar todas las opciones posibles para ahorrar lo más que se pueda.


5. Sorteos: Los sorteos están presentes en todos los eventos, cada uno de ellos diferentes. Los hay desde gincanas de juegos en las que vas obteniendo sellos para posteriormente introducir una papeleta en una urna, pasando por los de pago por un número (que suelen ser baratos), hasta tómbolas y ruletas. Hay que tener en cuenta que estos últimos, a pesar de que su precio no es elevado y siempre toca algo, no son rentables. En muchos casos te gastas cinco euros y acabas con cinco chapas, todo porque querías seguir intentándolo. En ocasiones ni siquiera es cierto que exista ese primer premio que se menciona, especialmente cuando lo que tienes que hacer es introducir la mano en una caja y sacar una bola con un número en concreto, ya que no suele estar. En el caso de las ruletas es distinto, ya que realmente estás viendo que hay una franja en la que, si para, puedes obtener el primer premio. No está mal probar suerte en este tipo de sorteos un par de veces, pero tampoco hay que pasarse. Del mismo modo, está bien participar en sorteos gratuitos, en los que no tienes premio seguro, pero nunca si es de pago. No hace falta apostar por la suerte, pudiendo hacerlo por nuestro dinero.


6. Comida: Más de lo mismo, hay que comparar los precios dentro y fuera del evento de un mismo producto. El ramen precocinado, que en un supermercado cuesta dos euros, en un evento pasa a costar cinco euros. En estos casos, por mucha hambre que de, no merece la pena. Los puestos de golosinas, comida precocinada, etc., suelen ser muy caros y poco asequibles. Sin embargo, también hay puestos de comida que sí merece la pena y que tiene un precio algo más ajustado al producto, como los Food Trucks de perritos calientes. Lo mejor es llevar la comida hecha y cosas para picotear desde casa.


7. Actividades: En este caso no tengo casi ninguna pega, ya que las actividades suelen ser muy baratas y están bien para el entretenimiento que suponen dentro de un evento, ya que de esta forma se pasa el rato de una manera divertida. No obstante, mi recomendación es que antes de pagar ninguna actividad os fijéis en la duración de la misma. Si no lleváis dinero encima no habrá problema, ya que la mayoría de actividades son gratuitas.


8. Coleccionismo: Como ya he mencionado en puntos anteriores, los eventos son una oportunidad única para hacerse con cosas difíciles de conseguir; figuras de edición limitada, pósters numerados, videojuegos edición especial, importaciones... Etc. Está claro que el precio de estos artículos será elevado, dada la dificultad para hacerse con ellos, pero... ¿Cuánto? La respuesta es sencilla: cuantos más años tenga dicho artículo, mayor será su valor. Nada de hacerse con ediciones limitadas del año pasado a un precio superior del que costó en su lanzamiento, no. Las cosas de este tipo suben mucho de precio, pero no tan rápido; de hecho, primeramente bajan. Lo mejor que podéis hacer es, como siempre, llevar el móvil en mano para mirar en Internet. Si de verdad estáis seguros de que el precio es justo y queréis aprovechar esa oportunidad, adelante.


En otras palabras, sin importar qué vayáis a comprar, lo mejor que podéis hace es comparar el precio de todo a través de Internet, tiendas, particulares... E incluso en el propio evento un artículo puede estar a distinto precio entre un stand y otro. No seáis impacientes, usad la cabeza.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo