• MBG1406

Animes de la década - Madoka Magica.



Mahou Shoujo Madoka Magica es un anime del estudio japonés Shaft que vio la luz en 2011 y fue dirigido por Akiyuki Shinbou y escrito por Gen Urobuchi, dos pesos pesados del medio y que han trabajado en proyectos como Monogatari Series y 3-gatsu no Lion (Shinbou) o Fate/Zero o Psycho-pass 1 (Urobuchi). Encontrar a un otaku que no conozca a Madoka en la actualidad es raro, ya que esta deconstrucción de los “mahou shoujo” sigue haciendo ruido a día de hoy y siendo considerado una joya dentro de la animación japonesa por cosas como su trama y el arte que envuelve al mundo oscuro y fantástico en la que se desarrolla (se anunció, por fin, una secuela de la tercera película de la franquicia el día 25 de abril, por cierto).


A los "duchasn´t" les sorprendió esta serie por su visceralidad, sus muertes, los giros de guión y el aspecto oscuro que parece ofrecer; pero a mí lo que me gusta es la inteligencia que tiene su guión en hablar del comportamiento que hemos seguido los humanos a lo largo de nuestra existencia (y presentando también comportamientos son diferentes escuelas clásicas y contemporáneas de la filosofía, todo sea dicho) para relucir sus fallos a través de varios de los personajes a los que sigue este anime. Como es mi post, y hablar del diseño de animación o story-board me llevaría días y no sabría hacerlo como se le merece, os intentaré hablar sobre dichas filosofías y comportamientos mencionadas con anterioridad pese a solo ser un aficionado en este campo y no un gran conocedor (soy el típico cuñao que va a un cursillo de filosofía y antropología en verano y se cree que sabe).


Aunque no lo creáis, Homura vendría a ser una pitagórica, no una ferviente representación de Nietzsche como muchos dicen; ya que el continuo retorno viene de estos griegos de la Antigüedad. Es un ser lógico, se fía en los números y no en la gente por lo vivido en anteriores loops, ¿quién mejor que ella para remarcar a la Pitagórica, la cual le ha dado ideas a Nietzsche? A parte de esto, muchos dirían que Akemi y su concepción son nihilistas; pero me gusta pensar que tiende más al existencialismo al no creer ella en un dios, pero sí en la trascendencia a base del obrar, y al optimizar sus placeres de cara a su objetivo. Homura es cool en un principio, te mola cómo se ve y parece la típica mary-sue que solucionará todo; pero se torna en un personaje digno del lamento al no tener una esperanza en un bien externo y superior a ella o disfrute (pues eso, que pega mucho con el existencialismo).


El enfoque de Sayaka es distinto, más reconocible pues es habitual el comportarse así. Nuestra peliazul decide darse al resto sin mirar las consecuencias, prefiere ser voluntarista pero se da de bruces al descubrir que ella no puede aguantar esto sin nada a cambio. El voluntarismo sitúa a la voluntad como la primera potencia del hombre, previa a la razón; y, por no atender a esta acaba sucumbiendo y entregando, literalmente, su alma por un chico que no la quiere y pierde la cabeza. Podemos ver parte de esto también en Homura; pero, ¿quién no ha creído poder con todo por él mismo y con buenismo y autosacrificio por delante, que puede solo con buena voluntad levantar a todos como un héroe? Somos limitados, nos caemos y fallamos; nos cargamos con pesos que terminan por aplastar todo por no confiar en otros y perder, en parte, la esperanza en sí; y por esto se creó la “bruja de la música” en la serie, por querer ser una heroína y poner sobre sus espaldas una losa demasiado grande.


Ahora, nos faltaría el gran villano de la obra y la heroína, dos posturas contrarias en el anime y también en lo filosófico, por así decirlo. Kyubei es un sofista, el seguidor de una disciplina peleada con Sócrates que utilizaba el don de la palabra para tergiversar o contar verdades a medias a base del uso de la retórica y las falacias (como curiosidad, Sócrates fue condenado a muerte porque estos tipos le tendieron una trampa a base de su buena lengua). Este gato alienígena que captura entre sus palabras a prepubers para producir energía de sus intensas emociones engaña a base de lo que él considera un bien mayor (el Sofismo no es necesariamente llevado por un mal objetivo) partiendo de una premisa irreal, pero sin llegar a mentir en lo que dice; de un buen orador uno no se puede fiar (Congreso goes brrrrh).



Para terminar de hablar de los personajes, tendremos que detenernos en Madoka. Tras haber madurado de un día para otro, saber la verdad sobre todo y ver que este ciclo de desesperación y locura volvería a ocurrir, ella actúa. El mundo de Madoka es cruel, triste, voluntarioso, una fachada, un círculo continuo, destructivo, negro y, ante todo, desesperanzador; y ella lo entiende y decide sacrificarse para crear una ley, una fe, un ente superior que alivia tu dolor y te apoya. No sé si soy yo porque me crié como me crié y porque crecí donde crecí, ¿pero esta Ley del ciclo que te alivia al morir y no te deja solo, esta diosa que previamente a aliviar el dolor del enemigo de las puella magi decide sacrificarse por amor ante el mayor mal habido y por haber como lo es Walpurgis? Exacto, Madoka mágica nos cuenta a través de su protagonista, y desde una fe shintoista y atea en parte, una historia similar a la de Jesús de Nazaret durante su Pasión, Muerte y Resurrección (y decir que The Story of the Rebellion es, básicamente, el Génesis escrito por Urobuchi con lolis y un arte brutal no es ninguna locura); lo malo para mí, es que este ente omnipresente y omnipotente es una mera creación humana, y aquí entramos en las elucubraciones y pensamientos que muchos tienen sobre que el origen de Dios para dar esperanza a los fieles sirvió en origen para eso; pero bueno, por lo menos coincidimos en que es mucho mejor vivir sabiendo que estás protegido y acompañado por alguien que da esperanza, que creer que no hay nada más allá y que solo dependemos de nosotros pese a no ser perfectos.


Antes de acabar, de nuevo os doy las gracias por leer uno de mis posts; más uno tan complicado y enrevesado como lo es este. Sé que me dejo a Kyoko (hedonismo 100%, no hay más) y Mami, y me encantaría poder haber hablado del por qué la madre de Madoka es lo que mejor hace, con diferencia, su guión; pero bueno, no quería que vieseis un post con 10 minutos de lectura. Adiós, hasta mi próximo post.



gif


P.D: Agradecemos a nuestro compañero de galería, MINARTS, por la imagen de portada. Os dejamos aquí sus redes sociales:


Instagram (https://www.instagram.com/_minarts_/)

Twitter (https://www.twitter.com/_minarts_)



60 visualizaciones0 comentarios